Anoche continuaban siendo indagados los 31 detenidos del viernes en Plaza de Mayo

La indagatoria a quienes fueron detenidos el viernes por la noche, tras la manifestación por Santiago Maldonado, estaba programada para las 8 de ayer, a cargo del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi. Sin embargo, recién se inició pasadas las 14. "Están apostando al cansancio, a desgastarnos. Es una muestra más de cómo se manipula esta situación para criminalizar la protesta y para escarmentar a quienes estamos reclamando la aparición con vida de Santiago", cuestionó la referente de la CORREPI, María del Carmen Verdú.

Los 31 detenidos por los incidentes del viernes en el centro porteño, tras la marcha para reclamar la aparición con vida de Santiago Maldonado, comenzaron a ser indagados durante la tarde de ayer en los Tribunales Federales de Comodoro Py en el marco de la causa en la que se los acusa de intimidación pública, y atentado y resistencia a la autoridad.
Ante el juez, tres de los 31 detenidos manifestaron ayer su inocencia y negaron su participación en los hechos investigados, en tanto el cuarto detenido se negó a declarar y, en cambio, presentó un escrito, según informaron a Télam fuentes judiciales.
Si bien la convocatoria del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi había sido realizada para las 8 en esa sede tribunalicia, las indagatorias comenzaron recién a las 14, una hora después de que los abogados de la Coordinadora de Acción contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), que asisten a los detenidos en estas actuaciones, realizaran un rechazo público por la demora.
"Mientras nosotros estamos aquí desde las 7:30 y en el juzgado nos dicen los empleados que tienen todo listo para poder empezar con las indagatorias que estaban citadas a las 8, estas no pueden comenzar porque el juez no ha llegado todavía a los tribunales", se quejó la titular de la CORREPI, María del Carmen Verdú.
La abogada hizo declaraciones a periodistas en la puerta de la sede de los tribunales federales en el barrio porteño de Retiro, donde se congregó una manifestación en apoyo a los detenidos, convocada por la CORREPI y por organizaciones políticas y sociales.
"Están apostando al cansancio a desgastarnos para que todos ustedes se vayan yendo y entonces puedan tramitar la causa sin tener la presión la fuerza de la lucha organizada en la puerta de los tribunales", afirmó.
Sostuvo que esta situación es "una muestra más de cómo se manipula esta situación para criminalizar la protesta y para escarmentar a quienes estamos reclamando la aparición con vida de Santiago Maldonado".
Ayer, a primera hora, los 31 detenidos por los incidentes registrados el viernes en la zona de Plaza de Mayo y el Congreso tras la masiva marcha en reclamo de la aparición con vida de Santiago Maldonado fueron trasladados a los tribunales de Comodoro Py a la espera de ser indagados por el juez Martínez de Giorgi.
Allí, los detenidos permanecían alojados en la alcaidía de la planta baja de la sede tribunalicia a la espera de ser trasladados al cuarto piso, donde se encuentra el Juzgado Criminal y Correccional Federal número 5, a cargo en condición de subrogante de Martínez de Giorgi.
Mientras, otro de los abogados de la CORREPI, Ismael Jalil, anticipó que, tras las indagatorias, pedirán la excarcelación de los detenidos que "son gente que no tuvo nada que ver" con lo sucedido, según indicó.
En sus declaraciones a periodistas que hacían guardia sobre la avenida Comodoro Py al 2000, Jalil acusó al gobierno de estar "más preocupado en generar una noticia a las diez de la noche (del viernes)" que desplazara del centro de la atención a lo que definió como "una extraordinaria movilización popular en reclamo de la aparición con vida" de Maldonado.
Como prueba de que los detenidos "nada tienen que ver" con los disturbios del viernes último, el abogado señaló que dos de ellos son "periodistas pertenecientes a la Red Nacional de Medios Alternativos, que fueron detenidos por filmar".
"Yo no puedo afirmar quiénes provocaron los incidentes; lo que sí puedo afirmar que de los detenidos ninguno estuvo en esos incidentes", remarcó el abogado de la CORREPI.
El viernes, luego de una masiva movilización en reclamo de la aparición con vida de Santiago Maldonado en la Plaza de Mayo, se desataron disturbios en los que se detuvo a 31 personas.
Santiago Maldonado permanece desaparecido desde el 1 de agosto último, cuando testigos aseguran haberlo visto por última vez durante un operativo de Gendarmería Nacional en la comunidad mapuche Pu Lof de Cushamen, en el noroeste de la provincia de Chubut, luego de una protesta sobre la Ruta 40.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico