Arcioni dio de baja a Correa y Luther, los funcionarios detenidos por la policía

El gobernador Mariano Arcioni decretó ayer, a primera hora de la mañana, la separación de sus cargos de Diego Correa y Diego Luther, quienes se desempeñaban en la Unidad Gobernador y que fueron detenidos en un operativo judicial por entender que ambos conformaron una asociación ilícita para defraudar al Estado. Las detenciones, entre las que se destacan también la de la mujer de Correa, Natalia McLeod, y de dos empresarios de la construcción, se relacionan con los sobreprecios de compras para atender las demandas del temporal de Comodoro Rivadavia.

El gobernador Mariano Arcioni separó de sus cargos a Diego Correa y Diego Luther, quienes cumplían funciones en la Unidad del Gobernador desde el comienzo de la gestión de Mario Das Neves, y que fueron detenidos ayer, en el marco de una serie de allanamientos en Trelew, Puerto Madryn, Rawson y Playa Unión, dispuestos por la justicia y que contó con la presencia del secretario de Seguridad, Federico Massoni, y el jefe de Policía, comisario Miguel Gómez.

“Ante los hechos de público conocimiento relacionados con causas por presunta defraudación que involucran a funcionarios provinciales, el Gobierno del Chubut informa que, como corresponde y viene haciendo ante todo requerimiento, se ha puesto a disposición de la Justicia, brindando la información requerida para la investigación en curso”, se indicó por parte de prensa de la Subsecretaría de Información Pública.

En el mismo tono, agregó que “de este modo, el Gobierno del Chubut, y con el fin de que rápidamente se esclarezcan los hechos investigados, se puso inmediatamente a disposición de la Justica con el fin de permitir a las autoridades judiciales realizar los procedimientos necesarios que demande la investigación”.

Finalmente, sin mencionarlos, se informó que “en el día de la fecha, a primera hora el gobernador Mariano Arcioni ha decretado la baja de los funcionarios investigados”.

LAS DETENCIONES

Los operativos por los que se detuvieron a Correa, Luther, McLeod y dos personas vinculadas al rubro de la construcción comenzaron a las 6 de la mañana y movilizaron a personal judicial y policial, de manera simultánea en Trelew, Rawson, Puerto Madryn y Playa Unión.

En simultáneo con las detenciones, los oficiales de la justicia también allanaron la sede de Casa de Gobierno, donde se secuestraron computadoras y documentación que podría ser importante para confirmar la defraudación contra el Estado que se investiga, a partir de una denuncia de los diputados provinciales Blas Meza Evans y Gabriela Dufour, del Frente para la Victoria.

La detención de Correa y su mujer, Natalia McLeod, que ocupa un cargo en los tribunales de Trelew, provocó un gran revuelo periodístico y político ya que se trataba del responsable principal de la Unidad del Gobernador y una de las personas de mayor confianza y cercanía que tuvo el gobernador Das Neves, de quien no se separaba ni un minuto y del que se ocupaba de cuestiones directamente vinculadas con su estado de salud.

A Correa se lo detuvo cuando salía de su casa de Trelew, mientras a Luthers se lo apresó en Casa de Gobierno de Fontana 50, donde ya estaba en su lugar de trabajo como secretario privado de la Gobernación, y vio cómo los oficiales de justicia también se llevaban consigo su computadora y documentación de los cajones de su escritorio.

ASOCIACION ILICITA

El fiscal Omar Rodríguez confirmó ayer que las detenciones se produjeron por la denuncia de eventuales sobrecostos y compras irregulares para atender la emergencia que sufrió Comodoro Rivadavia entre el 29 de marzo y el 8 de abril pasado.

En concreto se investiga la probable conformación “de una asociación ilícita, cuyo jefe era Correa, para producir el delito de defraudación contra el Estado. Luthers y la mujer de Correa serían parte de esa asociación”, acotó el fiscal.

Rodríguez aseguró que las detenciones se produjeron para que los implicados, si seguían en libertad, no compliquen las investigaciones, mientras tampoco podía descartarse una eventual fuga. El funcionario judicial no pudo precisar el posible monto de la defraudación, pero confirmó la presunción “de que el mismo es alto”.

La denuncia de los diputados del FpV también generó la apertura de otras líneas de investigación, entre ellas la que indica que Correa era, en realidad, el propietario de una empresa constructora que el mismo, desde la Unidad del Gobernador, contrataba para la refacción de residencias oficiales y otras dependencias del Estado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico