Argentina dirime ante Polonia su posición en la grilla de cuartos de final del Mundial

Si la Selección que conduce Sergio Hernández gana hoy jugará por un lugar en semifinales el martes a las 8 en la ciudad de Dongguan con el perdedor del partido entre Serbia y España; de lo contrario, en caso de derrota, se presentará ese mismo día a las 10 con el vencedor del cruce europeo en el Shanghai Oriental Sports Center.

El seleccionado argentino de básquetbol se enfrentará hoy ante Polonia en un partido de la última fecha del Grupo I que servirá para determinar su posición de acceso a los cuartos de final del Mundial de Básquetbol China 2019, instancia a la que ambos equipos ya están clasificados.

Este encuentro correspondiente a la segunda fase del torneo, que será televisado en directo por TyC Sports, la Televisión Pública y DirecTV Sports (1610 HD y 610), se disputará desde las 9 en la ciudad de Foshan, ubicada unos 2151 kilómetros al sur de la capital Beijing.

Argentinos y polacos llegan al cruce de hoy invictos y con un pleno de cuatro victorias, tras adjudicarse sus respectivas zonas en la primera ronda y obtener su boleto a cuartos con triunfos sobre Venezuela y Rusia, respectivamente.

Lo que les resta entonces es definir hoy qué equipo avanzará a la fase final como ganador y segundo del Grupo I para luego conocer si jugarán en cuartos con España o Serbia (último subcampeón), que se encuentran en idéntica condición y jugarán hoy desde las 9:30 por la última fecha del Grupo J con sede en la ciudad Wuhan.

Si Argentina le gana a Polonia jugará por un lugar en semifinales el martes a las 8 en la ciudad de Dongguan con el perdedor del partido entre españoles y balcánicos; de lo contrario, en caso de derrota, se presentará ese mismo día a las 10 con el vencedor del cruce europeo en el Shanghai Oriental Sports Center.

El equipo de Sergio Hernández mostró un funcionamiento convincente durante la competencia y avanzó a la ronda final sin apremios después de ganarle sucesivamente a Corea del Sur (95-69), Nigeria (94-81), Rusia (69-61) y Venezuela (87-67).

Con el liderazgo del veterano Luis Scola (39 años) y la conducción del base cordobés Facundo Campazzo, el conjunto argentino se entusiasma con volver a un podio en el Campeonato del Mundo tras subcampeonato en Indianápolis 2002 que significó la irrupción de la recordada Generación Dorada.

Desde entonces, Argentina, primer organizador y campeón del Mundial en 1950, se clasificó cuarta en Japón 2006, quinta en Turquía 2010 y undécima en España 2014.

Polonia, ubicado en el puesto 25 del ránking FIBA, en el que el seleccionado “albiceleste” se ubica quinto, lleva acumuladas victorias ante Venezuela (80-69), China (79-76), Costa de Marfil (80-63) y Rusia (79-74).

En China cumple su segunda participación mundialista a 52 años de la anterior en Uruguay, donde terminó en el quinto lugar.

“Creo que todavía no hemos jugado nuestro mejor básquetbol. Cada vez nos enfrentaremos a equipos mejores y vamos a tener que subirnos el listón. Pero dejémonos llevar hasta donde este sueño nos lleve”, invitó el estadounidense Mike Taylor, entrenador del equipo polaco, en una entrevista con la agencia Efe.

Sobre su rival de hoy se deshizo en elogios: “Me ha gustado mucho ver jugar a Argentina. Creo que son un equipo muy dotado, bien entrenado. Me encanta cómo juegan los bases, Campazzo y Laprovittola. Me gusta Garino, Scola es una leyenda, Deck está infravalorado, con su actividad, su inteligencia y su destreza. Delía, el pívot, también es muy, muy bueno”.

“Me encanta la habilidad con la que se pasan el balón, cómo juegan juntos, y uno se explica por qué tienen tanto éxito. Creo que la lucha por la primera plaza del grupo de la segunda ronda es una gran preparación para los cuartos de final. Trataremos de trazar el mejor plan de juego y de desarrollarlo lo mejor posible contra la gran calidad de Argentina”, asumió.

Argentina afronta en este Mundial un segundo objetivo: atrapar una de las dos plazas para los Juegos Olímpicos Tokio 2020, para lo que debe quedar como uno de los dos mejores clasificados entre equipos del continente americano.

La derrota de Brasil ante República Checa por el Grupo K, que puso seriamente en riesgo su pase a la ronda final, dejó al equipo de la “Oveja” Hernández muy bien perfilado para lograr ese objetivo.

Sin embargo, el base Nicolás Laprovittola aclaró: “Todavía no está asegurado, así que hasta que no sea oficial no podemos celebrarlo. De todas formas, acá nadie se va a relajar. Estamos muy concentrados jugado este torneo y nada nos hará perder el foco para conseguir el mejor resultado posible”.

“Hemos mantenido una línea muy buena durante este Mundial, sin altibajos. El equipo está jugando muy bien, se siente dominante en los partidos y ha demostrada que está a la altura de este torneo”, concluyó en declaraciones a la prensa argentina tras el último entrenamiento antes de enfrentar a los polacos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico