Atentaron contra la casa del dirigente petrolero Guenchenén

Una casa de construcción prefabricada ubicada en la zona de chacras de Las Heras y propiedad del secretario adjunto del Sindicato Petrolero Santa Cruz, Rafael Guenchenén, quedó seriamente dañada por un incendio intencional.

Caleta Olivia (agencia)

El atentado se produjo alrededor de las 8.10 cuando nadie se hallaba en su interior y gracias a la rapidez con que actuaron los bomberos de la Unidad 11, las llamas pudieron ser neutralizadas en pocos minutos evitando que la destrucción fuera total, aunque los daños materiales, incluyendo el mobiliario, fueron cuantiosos.

La vivienda, cuya estructura es íntegramente de madera, se encuentra en proximidades de la Ruta Provincial N° 43 y las primeras pericias dieron cuenta de que se trataba de un hecho intencional ya que incluso el personal de la Comisaría Seccional Segunda constató que la cerradura de la puerta posterior había sido forzada.

Más tarde, el propio Guenchenén dijo a la prensa que desconocía los motivos que pudieron tener él o los autores para perpetrar el hecho vandálico, pero evaluó que está relacionado con su actividad sindical.

En ese sentido hizo un llamado a la reflexión a los autores indicando que “este no es el camino y de mi parte voy a seguir trabajando de la manera que lo vengo haciendo con el resto de los integrantes de comisión directiva, entregando todo en beneficio de los trabajadores”.

REPUDIO

A media mañana, el sindicato emitió un comunicado de prensa a través del cual repudió “el accionar de quienes cobardemente atentaron contra la vivienda de nuestro secretario adjunto, Rafael Guenchenén, provocando un incendio que causó pérdidas totales”.

Al mismo tiempo destacó que “esta no es la manera de dirimir las diferencias”, recordando que ellas de resolvieron en las urnas, “donde el 80 % de los trabajadores legitimaron nuestra manera de conducir el sindicato”.

Por último, la entidad pidió públicamente a referentes de ámbitos políticos y gremiales resolver de otra manera las problemáticas, “sin tener que apelar a actos vandálicos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico