Atlético Tucumán y Belgrano igualaron sin goles

Atlético Tucumán y Belgrano de Córdoba, que mostraron limitaciones para generar fútbol y carecieron de ideas para llegar al gol, igualaron esta noche 0 a 0 en un partido de la quinta fecha de la Superliga, resultado que refleja la falta de emociones que tuvieron los 90 minutos jugados en el estadio Monumental José Fierro.

Los tucumanos no pudieron coronar con la victoria la semana de los festejos por su cumpleaños 115, mientras que el director técnico Ricardo Zielinski vivió el partido con sensaciones encontradas debido al vínculo sentimental que tiene con Belgrano, al que enfrentó por primera vez tras dirigirlo durante seis temporadas y llevarlo a Primera en 2011 venciendo en la Promoción a River.

Los dos equipos mostraron limitaciones para generar juego, lucieron imprecisos a la hora de trasladar el balón y por eso las acciones se tornaron monótonas con pocas emociones en los arcos.

Las ganas sobraron pero el fútbol estuvo ausente, tanto en el local como en los cordobeses, que lucieron más ambicioso en el arranque y por eso Cristian Lucchetti sufrió en un par de ocasiones al ser exigidos con remates desde fuera del área.

Lo más peligroso del primer tiempo fue un disparo de Santiago Martínez Pintos que llevaba demasiado efecto y casi sorprende al arquero del conjunto tucumano que pudo retener con esfuerzo.

El mayor mérito de ambos equipos fue que nunca se conformaron con el empate y aunque les costó llegar al arco rival buscaron hasta el final, especialmente por el lado del local que después de los cambios de jugadores y de esquemas tácticos que ensayó Ricardo Zielinski mostró su mejor cara.

Las presencias del uruguayo Mauricio Affonso -un cabezazo suyo pegó en el poste- y Favio Alvarez fueron fundamentales para que el local asumiera el protagonismo en los 15 minutos finales.

Con este resultado ambos equipos suman cinco puntos en igual número de presentaciones, aunque lo preocupante para Atlético Tucumán es que acumula cuatro presentaciones sin ganar y observa como su promedio comienza perder consistencia.

El momento más emotivo de la noche se vivió cuando los dirigentes de Atlético Tucumán homenajearon durante el entretiempo a Ricardo Julio Villa, uno de los grandes ídolos de la institución que jugó más de 100 partidos entre 1974 y 1977.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico