Belgrano y Talleres empataron 2-2 un intenso clásico cordobés

Los goles del ’Pirata’ los marcaron Bryan Reyna y Nicolás Meriani, mientras que los de la ’T’ los hicieron Ramón Sosa y Silvio Martínez.

Belgrano y Talleres igualaron este sábado 2-2 en un atractivo clásico cordobés correspondiente a la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional.

El ’Pirata’ fue siempre el que se puso en ventaja, mientras que la T remontó en ambas ocasiones para llevarse un punto del Gigante de Alberdi.

Bryan Reyna, figura emergente de Belgrano, anotó el gol más rápido de la historia de este clásico: a los 51 segundos del partido, cruzó de derecha a izquierda el área grande de Talleres tras una excelente asistencia de Lucas Passerini, gambeteó al arquero Guido Herrera y definió bárbaro.

Después de una larga revisión del VAR, el árbitro Fernando Rapallini convalidó el tanto y la tribuna explotó de alegría.

Pero Belgrano no supo aprovechar su momento, porque durante los siguientes 20 minutos dominó a una ’T’ que lucía golpeada tras la apertura del marcador. Y lo pagó, porque Talleres se recuperó anímicamente y, con Ramón Sosa como abanderado, empezó a acorralarlo. Y fue el propio futbolista paraguayo quien equilibró las cosas a los 31, con una joya de larga distancia que dejó sin chances al arquero local, Nahuel Losada.

Seis minutos después del tanto de Sosa, el ’Pirata’ volvió a las andadas. Porque tuvo un tiro libre sobre la izquierda, apenas adelante de la mitad de cancha. Y aplicó una jugada preparada. Centro largo y frontal al área de Ulises Sánchez y cabezazo de Nicolás Meriano para retomar la ventaja en el tanteador.

Se terminaba uno de los primeros tiempos más intensos de los últimos años en el fútbol argentino. Pero todavía quedaba más.

Porque a los 48 Rapallini cobró penal para Talleres por mano de Esteban Rolón dentro del área. Otra vez varios minutos de revisión en el VAR hasta que se confirmó la sanción y Nahuel Bustos se encargó de ejecutarlo. Pero apareció la figura de Nahuel Losada para contener el disparo y permitir que su equipo llegue al entretiempo ganando 2-1.

Si alguien pensaba que el segundo tiempo iba a ser más calmo, se equivocó. Porque apenas comenzada la segunda parte, Alejandro Martínez sacó una bomba de larga distancia que dejó sin chances a Losada. Dos minutos de juego y el partido ya se ponía 2-2.

De ese momento en adelante sí bajó un poco la intensidad del partido, aunque sin llegar nunca a volverse aburrido ni mucho menos.

Y por si algún condimento le faltaba, a los 81 ingresó Matías Suárez, el ex-River Plate, en Belgrano. Tuvo poco tiempo en cancha pero mostró algunos destellos de su talento.

Lo que no se volvió a mover fue el marcador, y por eso el ’Pirata’ y la ’T’ repartieron puntos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico