Boca activa cláusula para bajarle el sueldo a Chiquito Romero

Sergio Romero sintió una molestia en la misma rodilla de la cual fue operado en marzo y le harán una artroscopia. Eso estaba contemplado en el contrato que firmó con Boca.

Sergio Romero arribó a Boca tras una operación de rodilla y con una inactividad de siete meses. Ante este panorama, el Xeneize incluyó una cláusula especial en el vínculo con el arquero. Como volvió a lesionarse y deberá someterse a una artroscopía, desde la dirigencia decidieron activar ese inciso y le bajarán el sueldo.

Cuando todos los caminos conducían a que tendría su debut en Boca el próximo miércoles contra Quilmes, por los cuartos de final de la Copa Argentina, Chiquito Romero sintió un dolor en la rodilla derecha que encendió las alarmas. Tras realizarse estudios, se conoció que en los próximos días deberá someterse a una artroscopia para "limpiar" la zona. Se estima que estará entre 20 y 30 días sin poder entrenarse.

Romero ya se sometió al mismo tipo de intervención en marzo para eliminar algunos cuerpos móviles dentro de la articulación y después de ello no volvió a atajar en un partido oficial dado que a mediados del 2022 finalizó su vínculo con el Venezia.

Hace un mes se reveló que aquella operación de rodilla no significó un detalle menor para el Xeneize a la hora de fichar al exarquero de la Selección Argentina, tanto que decidieron aplicar una cláusula en su contrato. En caso de tener un problema en su rodilla, cobrará menos. Es así que, ante la confirmación de una nueva lesión, Boca decidió hacer uso de ese inciso y bajarle el sueldo.

En su última temporada en Venezia, al que se sumó en octubre de 2021 procedente de Manchester United, Romero disputó 16 partidos por la Serie A: recibió 33 goles y logró mantener el arco en cero en tres oportunidades.

Prácticamente siempre que estuvo disposición, Romero fue titular en el elenco italiano hasta que en marzo de 2022 debió pasar por el quirófano por ese problema en la rodilla. ¿Su último partido? El 6 de ese mes, en la derrota por 4-1 ante Sassuolo. Desde entonces, en pleno proceso de rehabilitación, no volvió a jugar, su equipo terminó descendiendo a la segunda categoría del fútbol italiano y finalmente decidió no renovar su estadía allí.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico