Camionero no frenó a tiempo y embistió dos vehículos

Martina Reales conducía un Chevrolet Corsa por Güemes en ingreso al Centro ayer al mediodía cuando fue embestida en la parte trasera y arrastrada unos 15 metros por un camión Scania con carga de gaseosas que viajaba a Río Gallegos, al que según le dijo su conductor no pudo frenar a tiempo. En la alocada carrera, el camionero también chocó a una camioneta que ingresaba a Güemes. "Yo puse el freno de mano porque si no me metía debajo de otro camión" contó Reales cuando era asistida. Por la misma calle y a metros del choque marchaban los trabajadores provinciales.

Un camión Scania -dominio GGZ 818- con acoplado cargado de gaseosas que llevaba a Río Gallegos por ruta nacional 3, embistió en la parte trasera a un Chevrolet Corsa en el ingreso al Centro de Comodoro Rivadavia por calle Güemes, antes de San Martín, y lo arrastró por 15 metros.

Martina Reales (40), la conductora del Chevrolet que realizaba trámites en el Centro, le contó a las autoridades policiales y a sus familiares mientras era asistida por personal médico a causa de los traumatismos sufridos que “yo puse el freno de mano porque si no me metía debajo de otro camión”.

Es que el Scania, al que no le habría dado la distancia de frenado, chocó primero a una camioneta Volkswagen Amarok que ingresaba a Güemes y luego se estrelló contra la parte trasera del Corsa.

El camionero, que no quiso brindar declaraciones ante este diario, le dijo a la Policía que no había alcanzado a cargar el aire de frenado.

Guillermo Calvo, el conductor de la Amarok –patente JHD 466-, dijo que “venia doblando en la esquina, el camión venía sin frenos y me pegó en la punta, alcancé medio a esquivarlo, hice una maniobra medio de evasión y se tragó a la señora que está adelante, la arrastró de por acá (señaló a media cuadra). Sentí el bocinazo, el golpe, fue un roce”, dijo Calvo.

“Vienen a mucha velocidad, yo venía doblando y él venía por la ruta sin frenos, tocó bocina, yo medio que alcancé a esquivarlo, pero pasa que van muy rápido. Para mí venía a mucha velocidad” dijo la primera víctima de la alocada carrera del camión que si no lograba ser frenado antes de pasar San Martín hubiese llegado a la columna de trabajadores provinciales que marchaban por Güemes y Rivadavia en contra del escalonamiento salarial.

En el lugar intervino personal policial de la Seccional Primera, Operaciones, Tránsito Municipal que le practicó un test de alcoholemia al chofer del camión y personal de Defensa Civil, además de una ambulancia de emergentología del servicio 107.

Al momento del choque, dijeron los inspectores de Tránsito que estaban reteniendo a los camiones hasta que la marcha siguiese su rumbo y liberase la calle.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico