"Changui" Cáceres: "yo no tengo bronca, sino preocupación por el país y la UCR"

"Si voy arriba de un avión no se me pasaría por la cabeza pegarle un tiro al piloto porque nos vamos al carajo, pero uno ve a gente que parece que le apunta". La irónica conjetura que estuvo dirigida a quienes hoy están al frente del Gobierno nacional fue formulada ayer por el histórico dirigente del alfonsinismo Luis "Changui" Cáceres, quien arribó a Caleta Olivia para compartir un café debate con correligionarios no alineados con el macrismo.

Caleta Olivia (agencia)

Luis Cáceres fue uno de los fundadores de Junta Coordinadora y del Movimiento Renovación y Cambio que llevó a Raúl Alfonsín a la presidencia de la Nación, llegándose a postular como candidato a gobernador por Santa Fe.

Siempre se opuso a que su partido se ligara con el PRO y a poco de cumplir 75 años no baja los brazos para recuperar la identidad que le confiere a la UCR más de un siglo de existencia.

Ayer estuvo en la confitería del Hotel Guttero donde era aguardado, entre otros dirigentes, por el reelecto presidente del Comité local de la UCR, Matías Quinteros; el exsenador nacional Carlos Prades, el referente del alfonsinismo de Truncado, Marcelo Olivieri y el comodorense Carlos Battistina, por citar algunos nombres.

Desde el vamos no eludió los requerimientos periodísticos y en principio se le preguntó a quién le tenía más bronca por la crisis que atraviesa el país, si al presidente Mauricio Macri y a su equipo de gobierno o a los dirigentes de otros partidos, entre ellos los del suyo propio.

En respuesta a ello dijo: “yo no tengo bronca, lo que tengo es preocupación por la situación del país y en particular por la situación de la Unión Cívica Radical, pero bronca no le tengo a nadie”.

“Ocurre que los jóvenes del 75 seguimos siendo inquietos y eso hace que haya salido una vez más a recorrer distintas provincias porque las cosas están de una manera que me preocupan –reiteró- y ver si a través de diálogos y debates podemos encontrar una luz en el camino que nos saque de lo que estamos atravesando los argentinos”.

“NO ES UN

PAIS VIABLE”

Más adelante evaluó: “así como hoy están las cosas, Argentina no es país viable y no lo es un país que tiene 92 impuestos, superpuestos y contrapuestos, muchos de los cuales se colocaron en otras épocas para determinadas cosas de los que ya nadie se acuerda para que eran pero que se siguen cobrando” pero no se ven reflejados en políticas de educación o salud.

Lamentó además que no se haya aprovechado la potencialidad del país que se halla estancado desde hace mucho tiempo y “vivimos colocando parches en situaciones de crisis, dando vueltas y vueltas pero siempre bajamos en el mismo lugar”.

Contrariamente, recalcó “otros países vecinos que era más atrasados van avanzando y eso nos da la idea de que, por este estancamiento, pareciera que noosotros vamos hacia atrás”.

“Es por eso que tenemos que buscar caminos para salir de esta realidad y eso implica que, hablando en términos futbolísticos, hay que cambiar la cámara de la pelota”, afirmó.

CRISIS DE PARTIDOS

En otro orden consideró que hay una crisis de partidos políticos que es un fenómeno que se está dando en otros países de Latinoamérica y en algunos de Europa, algo que refleja que también está en crisis el sistema democrático.

Todo ello, acotó, hace que la sociedad formule cuestionamientos “hacia los partidos, la política y los políticos”, ya que incluso llega a descreer de las instituciones “y tiene sus razones”.

La rueda de prensa ofrecida por Cáceres fue extensa y una de sus principales respuestas la brindó cuando se le solicitó que describiera el rumbo al que conduce el país la alianza política Cambiemos, teniendo en cuenta que ahora acaba de acordar ayuda financiera del FMI.

Al respecto respondió con un dejo de ironía señalando: “sin yo voy arriba de un avión no se me pasaría por la cabeza pegarle un tiro al piloto porque nos vamos al carajo, pero uno ve a gente que parece que le apunta”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico