"Chatrán" tenía dos perfiles para vender materiales

Se le inició la investigación por estafa al conocido delincuente César Hernández. Ahora es por la venta de materiales de construcción en redes sociales.

Por pedido de la Fiscalía de Sarmiento, el juez Jorge Novarino formalizó la investigación preparatoria de juicio contra César Alejandro “Chatrán” Hernández (43), como presunto autor del delito de estafa en dos causas judiciales. La Fiscalía tendrá seis meses para investigar.

Los damnificados denunciaron que en la red social Facebook el procesado utilizó dos perfiles: "Patricio López Río Mayo Vende" y "Corralón de Materiales Sur Mat”-“Lorenzo Guzmán”, donde ofrecía la venta de materiales para la construcción.

Las víctimas realizaron operaciones de compra de materiales y transfirieron dinero a cuentas bancarias que figuran a nombre del sospechoso.

De más está decir que “Chatrán” nunca envió los materiales que habían adquirido los damnificados. Tampoco volvió a establecer contacto con ellos.

La audiencia se realizó mediante el sistema de conexión telemática. El acto judicial fue presidido por el juez Novarino y el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la funcionaria Rita Barrionuevo.

“Chatrán” se presentó en la audiencia como “un emprendedor dedicado a la venta de leña y carbón”. Su asesor legal es el abogado particular Alejandro Fuentes. Ambos se conectaron al sistema webex. Uno de los damnificados, participó de la audiencia.

AL ACECHO

En este marco, Barrionuevo sostuvo que el primer legajo de investigación se inició a raíz de los hechos ocurridos entre el 21 y 22 de abril, a las 18:40. En esa ocasión, “Chatrán” Hernández, utilizando una publicación de Facebook que indicaba “Patricio López Río Mayo Vende”, ofrecía materiales para la construcción.

A ello agregó que el 21 de abril, a las 15:42, uno de los damnificados se comunicó con Hernández al número de teléfono indicado en la publicación. Allí, el sospechoso se presentó como el dueño de un corralón de ventas ubicado en la ciudad de Esquel, bajo el nombre comercial "Corralón Patagón".

Luego, acordaron la compra de materiales por un monto de 18 mil pesos. Para ello, el imputado le envió los datos de su cuenta bancaria. Al día siguiente, la victima realizó la transferencia bancaria.

Al cabo de algunos días -ante la ausencia de respuestas-, el damnificado se comunicó con Hernández, quien le presentó una serie de justificaciones para explicar la demora en el envío de los materiales adquiridos. Finalmente, cortó todo tipo de comunicación con el denunciante.

El segundo caso ocurrió entre el 16 y 17 de agosto. En esta ocasión, el imputado publicó en la red social Facebook un perfil en el que promocionaba un local de venta de materiales para la construcción, identificado como “Corralón de Materiales Sur Mat”-“Lorenzo Guzmán”.

En esta ocasión, el denunciante indicó que se contactó con Hernández por mensaje privado. Luego, lo llamó al número de teléfono que aparecía en la publicación. En ese diálogo, el procesado se presentó como el dueño del comercio ubicado en Comodoro Rivadavia.

LA COVID COMO EXCUSA

Con respecto a la compra, la víctima denunció que transfirió una suma de 36.190 pesos al número de cuenta bancaria otorgado por Hernández. En este sentido, el imputado repitió la misma operatoria que en el caso anterior. Ante el requerimiento del envió de los materiales, presentó una serie de excusas hasta dejar de atender los llamados telefónicos de los denunciantes. Tampoco contestó los mensajes en las redes sociales.

La Fiscalía pidió al juez que formalice la investigación preparatoria de juicio contra “Chatrán” Hernández como presunto autor del delito de estafa, en dos causas. También requirió un plazo de seis meses para concluir las tareas investigativas.

En este contexto, el abogado Fuentes no formuló oposición a la apertura de investigación de la primera causa judicial. Asimismo, consideró que se podría tratar de un caso de “incumplimiento contractual”.

En tanto, se opuso a que se formalizara la investigación por la segunda denuncia. El abogado consideró que en función de las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19 pudo existir una demora en el envío de los materiales de construcción adquiridos por los damnificados.

Luego de escuchar las postulaciones de las partes, Novarino resolvió tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio contra Hernández en orden a los hechos descriptos y a las calificaciones legales escogidas por el Ministerio Público Fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico