Chubut y Santa Cruz buscan consenso para repartir el cupo de langostino

Es el 'cupo' asignado por la veda total del Golfo San Jorge es de 3.800 toneladas según estableció el Consejo Federal Pesquero.

El secretario de Pesca de Chubut, Adrián Awstin, anunció que antes de resolverse la distribución de las 3.800 toneladas de langostino que dispondrá esa provincia, al igual que Santa Cruz, por el cierre total del Golfo San Jorge para la pesquería de ese recurso, se convocará a todos los sectores con la intención de lograr un “reparto equitativo”.

En cuanto a lo aprobado días atrás por el Consejo Federal Pesquero (CFP) dijo que “se tratan de medidas administrativas que en un futuro pasarán a formar parte de un Plan Nacional de Manejo del langostino que engloben todas las medidas”, al tiempo de admitir que Chubut reclamaba mayores limitaciones de captura.

“Como representante de la provincia del Chubut hemos obtenido resultados parciales en cada una de las medidas que hemos solicitado, ya desde la temporada 2016 y 2017, en las cuales solicitábamos restricciones a base de cajones o restricciones en base a la cantidad diaria de pesca por parte de los buques fresqueros de altura”, manifestó Awstin a Revista Puerto.

El funcionario explicó que “se lograron algunas restricciones que van a depender exclusivamente del cumplimiento de los controles fehacientes y fidedignos que se realicen”, condicionó sobre la efectividad de los mismos. “Ahora el compromiso es coadyuvar con Nación para que los controles sean efectivos tanto con los inspectores como los observadores de abordo”, describió el médico veterinario, Adrián Awstin. Anticipó que “habrá inspecciones en puerto y en planta para hacer un seguimiento del precio de los cajones y la calidad del pescado que se trae”.

En esa línea dijo que uno de los objetivos es “evitar que se traiga pescado a granel y que se apliquen las sanciones que se han establecido en estas medidas administrativas de control. Ha habido un endurecimiento de más sanciones a partir del no cumplimiento con el pescado a granel, deberán traerlo cajonado con los límites de peso establecidos y vamos a colaborar con el gobierno nacional”.

El Secretario de Pesca dijo que el cuerpo de inspectores de ese organismo hará “controles cuando el pescado llega a planta realizando pesajes y toma de temperaturas porque apuntamos a mejorar en calidad del producto”.

PUGNA DE INTERESES

Asimismo, Awstin anticipó que antes de resolver el reparto de las 3800 toneladas, de compensación por el cierre del golfo, convocará a todas las partes para buscar consensos, aunque admitió que ese cometido no será fácil.

“Cuando hay un beneficio que se debe repartir entre todos los actores, es lógico que cada uno de los sectores quiera tener la mayor parte de ese beneficio. Ahora la tarea del gobierno de la provincia a través de Pesca deberá ser lo más equitativamente posible y convencer a cada uno de los actores tratando que este cupo de reparta en forma equitativa entre todos los sectores”, razonó con Revista Puerto.

“Por supuesto que la gente de Comodoro Rivadavia por ser el puerto dentro del Golfo San Jorge, sostiene que deben tener la mayor de las toneladas. Pero los congeladores que han pescado históricamente en ese lugar también sostienen que son ellos quienes deben recibir la mayor parte del cupo y también desde la flota amarilla de Rawson que necesitan cupo consideran que una parte debe llegar a ellos, así que la tarea es sacar bien las cuentas y ser lo más equitativos posibles con todos los sectores para que se beneficien en partes iguales”, anunció.

HORAS DE PESCA

Otra de las controvertidas medidas que se tomaron es la extensión horaria de operatoria que tendrá la flota fresquera de altura. Antes había consenso en establecer un máximo de 72 horas desde salida de puerto hasta su regreso, pero tras las fuertes presiones ejercidas, las 72 horas se comenzarán a contabilidad desde que el barco inicia la actividad de arrojar las redes; cuestión que algunos creen es de imposible verificación.

“Desde el principio ya habíamos propuesto, ya en la temporada 2017, el límite de 72 horas de puerto a puerto y habiéndonos estirado siendo flexibles con la provincia de Santa Cruz que por las distancias de la zona de pesca cuando el recurso se aleja de sus puertos habíamos aceptado 96 horas de puerto a puerto, con lo cual ellos aceptaban, pero en la discusión final con una feroz oposición de Mar del Plata se terminó optando por 72 horas desde el inicio de actividades en zona de pesca hasta su arribo a puerto”, aceptó Awstin.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico