Comenzó el juicio contra "Chatrán" Hernández en Comodoro

Al célebre personaje se le atribuyen 19 hechos de estafas. En su alegato, la fiscal aseguró que va a probar a lo largo del debate la materialidad y autoría de los mismos. “Chatrán” puede ser juzgado porque lo atraparon en Buenos Aires por otra causa.

Raquel Tassello, Alejandro Soñis y Jorge Odorisio son los jueces penales que integran el tribunal que este lunes comenzó a juzgar en Comodoro a César Alejandro Hernández, más conocido como “Chatrán”, un embaucador que desde hace casi dos décadas viene estafando incautos en gran parte de la Patagonia.

El Ministerio Público Fiscal lo representa María Laura Blanco, en tanto la defensa de Hernández la ejerce Gustavo Oyarzún, defensor público.

En su alegato de inicio, la fiscal Blanco se refirió a cierta complejidad en los 19 hechos de estafa acontecidos entre el 30 de marzo de 2019 y el 11 de octubre de 2020. Se trata de una serie de hechos con distintas modalidades en función del tipo de bienes que se ofrecían a la venta. Los mismos “son tan solo una muestra de los hechos que cometía Hernández”, apuntó la fiscal.

Blanco piensa acreditar que la modalidad consistía en publicaciones de Facebook, donde ofrecía diversos elementos a la venta; las víctimas se contactaban, pactaban la forma de entrega y siempre “Chatrán” exigía adelantos en dinero y que los mismos se abonaran en una cuenta bancaria a su nombre. Pero la entrega nunca llegaba.

“Chatrán” creaba distintos perfiles de Facebook con nombres falsos donde simulaba ser el encargado de un corralón de materiales para la construcción. Otras veces fingía ser un vendedor de cubiertas de autos, y en otros casos de venta de celulares. De este modo, inducía al engaño a las víctimas ya que la oferta era inexistente. Los incautos son de las localidades de Comodoro Rivadavia, Esquel, Tecka, Rawson y Sarmiento.

Se trata de “estafas simples, 19 hechos, todos en concurso real”, en calidad de “autor” para Hernández, acusó la fiscal.

En contraposición, el abogado defensor en su alegato de inicio planteó que “la fiscal no va a poder acreditar la existencia de determinadas circunstancias de los hechos”, como que su asistido “creó perfiles falsos de Facebook y que indujo al error y su consecuente perjuicio económico”. No obstante, indicó que en caso de probar la estafa, esta “sería en calidad de delito continuado y no en concurso real”.

A continuación, comenzó el desfile de testigos.

Fuente: Ministerio Público Fiscal Comodoro Rivadavia

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico