Como cada Semana Santa crece la venta de pescados y mariscos

Por cuestiones religiosas o por una tradición de no consumir carnes rojas durante la celebración de la Semana Santa, la venta de pescados y mariscos se incrementó en forma notoria.

Caleta Olivia (agencia)

Tanto en Caleta Olivia como en el resto del país, ya sea por cuestiones religiosas o por una tradición derivada de la recomendación de la Iglesia Católica de no consumir carnes rojas durante la celebración de la Semana Santa, la venta de pescados y mariscos se incrementó en forma notoria a partir de ayer.

Ciertamente, los propietarios de comercios que los expenden aguardaban con gran expectativa esta fecha para incrementar sus ganancias y la mayoría de ellos procuraron surtirse de una gran variedad y cantidad de productos, no solo de mar sino también de ríos y lagos.

Las listas de precios no figuran en las sagradas escrituras sino que se exhiben en los freezer, mostradores y los hay para diferentes condiciones económicas de los consumidores.

En la pescadería “Don Pepe” que es una de las más tradicionales de Caleta Olivia, ubicada en el barrio Güemes, se pudo recabar un informe sobre las especies ofrecidas y sus costos por kilo.

En lo que respecta al rubro pescado de mar, el filete de merluza cuesta 120 pesos, el pez gallo 140, el pejerrey 65 y el róbalo 70, en tanto que los que se traen desde el río Paraná son algo más costosos, como el surubí que vale 220 y el sábalo 120, pero el bagre es más económico ya que cuesta 90 pesos.

En lo que hace a mariscos, el mejillón se vende a 260 pesos, la vieyra a 300 y la almeja blanca que proviene de Chile a 320. También el público puede optar por otros productos como pulpo, langostino, calamar, centolla, salmón, trucha de río y palometa.

Los comerciantes además dan consejos sobre la preparación de exquisitos platos (como el chupín o la paella) y algunos hasta distribuyen folletos, similares a los que recientemente se entregaron a cientos de familias que acudieron a sedes barriales para recibir gratuitamente merluza congelada por parte del municipio.

Hay que recordar que ello fue posible gracias a una donación de 4,5 toneladas de ese producto que hizo la empresa pesquera Vepez SA, la cual tiene su planta procesadora en esta misma ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico