Compró un chocolate, abrió el envoltorio y se encontró con algo repugnante

El reclamo de un usuario se volvió viral en Twitter y provocó la polémica en esa red social, donde los usuarios discutieron si la culpa era de la compañía o del kiosquero que vendió la asquerosa golosina. 

En verano o en los días de calor, los caramelos y otras golosinas suelen derretirse demasiado, a tal punto de quedar totalmente incomestible, con consistencia pastosa y a veces, arenosa. Lo cierto es que, definitivamente, no se puede comer.

Esto es lo que le sucedió a una usuaria de Twitter, que se quejó en su cuenta del pajarito que había comprado en un kiosco cercano a su casa un chocolate de una reconocida empresa y se quejó del mal estado en el que lo recibió. En las redes sociales se produjo un tenso debate entre los usuarios de si la culpa era de la compañía que lo fabricó o bien del kiosquero que le vendió la golosina.

Quien subió la queja fue el usuario Jorge M. (@jorgenomefui), quien logró rápidamente unos 1.800 me gusta y más de 38 tuits citados por otros usuarios influencers que hicieron viral el tuit.

“Compré un chocolate hace un rato en un kiosco de Av. Corrientes, CABA, y al abrirlo me encuentro esto ¿Me contactarían así se lo pueden llevar? Parece barro viejo seco”, dijo la mujer en su cuenta de Twitter, donde también arrobó a la reconocida empresa de chocolates y golosinas.

Entre los comentarios más destacados de las redes sociales, se encuentran: “A mí pasó lo mismo con exactamente esos chocolates, 2 veces distintas, en Neuquén”; “Te metieron un ladrillo, pero de los de verdad”; “Me pasó varias veces con distintas marcas. Eso pasa cuando el chocolate se fumó todo el verano en el kiosco y vos lo comprás todo ilusionado con comerte un chocolate los primeros días fríos y terrible decepción, hermano”; “No hay dolor más grande que esperar el momento para comerlo y que no se pueda”.

Las personas discutían si en realidad la culpa era del kiosquero o de la empresa que los fabricó. Algunos argumentaban que el comerciante no había cuidado la mercadería del calor y otros decían que la empresa había producido el alimento en mal estado desde la fábrica.

“Pero eso es porque lo tienen al calor. Les dio sol durante un tiempo. Un cachivache el kiosquero, más allá de que la empresa son unos hdps”, opinó un usuario.

Por último, algunas personas le dijeron que llamase a Defensa del Consumidor para que le tomasen la queja y le devuelvan el dinero o, al menos, le den alguna canasta de alimentos y golosinas de la reconocida marca.

Fuente: Crónica

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico