Condenaron a Roberto Giordano por insolvencia fiscal fraudulenta

El peluquero de los famosos creó “sociedades pantalla” para enriquecerse ilícitamente. La condena es de 3 años de prisión.

Este miércoles, al aire de A la tarde (América), el periodista Diego Esteves anunció que condenaron a Roberto Giordano a tres años de prisión por insolvencia fiscal fraudulenta y quiebra fraudulenta. “Un expediente que se extendió diez años”, indicó el panelista sobre la investigación que llevó a cabo la DGI de ese entonces, ahora AFIP.

La Justicia comenzó a investigar al peluquero de los famosos en la década del ‘90 y notó que Giordano “vivía una vida cinco estrellas, pero sus negocios estaban quebrados”. Según informó el periodista Gustavo Descalzi desde Uruguay, el coiffeur tiene un problema de salud que hace que su condena quede en suspenso.

“Giordano creó cinco empresas y empezó a transferir cada uno de los inmuebles, empezó a facturar a través de esas sociedades pantalla una cifra millonaria. 17 propiedades, por lo menos, de dos a tres millones de dólares (cada propiedad)”, concluyó Esteves sobre la causa.

Roberto Giordano, el peluquero que fue un referente de la moda en los 90 y creó un imperio con decenas de sucursales en el país y el exterior, terminó en la ruina. El coiffeur de Mirtha Legrand, Valeria Mazza, Andrea Frigerio, Pampita y Nicole Neumann, entre otras famosas, se mudó a Uruguay mientras lo investigaba la Justicia argentina.

Todo empezó cuando la Justicia Comercial ordenó su quiebra, en diciembre de 2010, después de que sus acreedores rechazaron la propuesta formulada en el marco del concurso preventivo. Entre ellos estaban la Federación Nacional de Trabajadores de Peluquería, Estética y Afines; la Obra Social del Personal de Peluquería, el Sindicato de la actividad; el Fisco Nacional y cien de sus 500 empleados.

Luego hubo una primera causa judicial por evasión previsional de más de seis millones de pesos en 2014, pero fue sobreseído cuatro años más tarde. Mientras tanto, aumentaban sus deudas laborales, previsionales, comerciales y tributarias.

Después de una nueva investigación judicial a raíz de una denuncia de la AFIP en 2014, el Juzgado en lo Penal Económico N° 10 procesó a Roberto Giordano por el supuesto delito de insolvencia penal fraudulenta y embargó al dueño de los famosos locales por 30 millones de pesos. También lo condenó de dos años y cuatro meses de prisión en suspenso.

Según quedó evidenciado, el empresario creó “sociedades fantasma”, presididas por conocidos suyos sin capacidad contributiva. Luego, según el procesamiento judicial, “desapoderó” a los testaferros y vendió sus bienes a valores nulos.

También quedó probado que el empresario “ocultó” 17 bienes y propiedades a través de tres firmas. El objetivo era impedir el cobro de sus deudas por parte de los acreedores. Uno de ellos era el Fisco Nacional.

Aunque en ese momento la Justicia también le había impedido salir del país cuando terminara la cuarentena, el estilista se mudó a Maldonado, cerca de Punta del Este, en Uruguay. Giordano es residente en ese país desde hace más de dos décadas.

Fuente: TN

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico