Contra el ajuste en la AFIP

Tras el recorte de sus sueldos, los trabajadores de la Afip salieron a la calle con traje y corbata y zapatos de taco alto. Una nutrida columna de los empleados mejor pagos del Estado marchó desde el Obelisco a la sede central del organismo, a pocos metros de la Casa Rosada, para denunciar el ajuste en el organismo.

“Este mes cobramos los salarios con un 10 por ciento de descuento, como parte de un recorte que el próximo año contempla otra quita de otro 10 por ciento”, confirmó Pablo Flores, dirigente de la AEFIP Capital. La decisión oficial afecta a los 21 mil trabajadores de la AFIP y de la Aduana.

La reducción salarial se efectivizó a través de una disposición interna que achicó el Fondo de Jerarquización del organismo, con el que se pagaba una parte de los sueldos. Además de plantear ante la justicia la ilegalidad de la medida, los dirigentes acusaron a la gestión de la alianza gobernante de utilizar argumentos falaces para recortar los salarios.

“Cuando comunicaron el recorte, las autoridades del organismo dijeron que con ese dinero se actualizaría el parque informático y se mejoraría la conectividad, pero acaban de tomar un préstamo de 100 millones de dólares del BID destinado a ese mismo objetivo”, advirtió Flores.

El plan de lucha del gremio, adherido a la CGT, no solo contempla la repetición de asambleas sin atención al contribuyente y el quite de colaboración sino también el apagón informático ya concretado el lunes 10 en todas las sedes del país. Mientras tanto, la conciliación obligatoria declarada por el Ministerio de Trabajo ya concluyó. En algunas provincias, como el caso de Misiones, la presentación de amparos ha conseguido suspender los recortes aunque la medida sigue vigente en la mayoría de los distritos.

Los manifestantes, que marcharon ayer por el centro porteño, portaban globos negros y un muñeco con la cara del titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, con la leyenda “Go Home”, en alusión a su última declaración jurada, en la cual reconocía que en 2016 mantenía casi la totalidad de sus ahorros en el exterior, en cuentas radicadas en Luxemburgo y en Gran Bretaña

Cuccioli además posee acciones en dos fondos de inversión en Islas Caimán e integró el directorio de la compañía agropecuaria El Tejar, inscripta en Bermudas, otro paraíso fiscal, según los Paradise Papers. Su vínculo con El Tejar expuso a Cuccioli como integrante de una ingeniería financiera pensada para disminuir los impuestos a pagar en América latina y reducir los riesgos de potenciales demandas en los países en donde opera la compañía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico