Crimen entre policías: se enteró que su ex estaba con un compañero y los baleó

La víctima fatal era hijo del jefe de la fuerza en Corrientes. Ambos hombres compartían labores en la División Delitos Complejos.

El hijo del jefe de la Policía de Corrientes fue asesinado a balazos en la localidad de San Cosme por la ex pareja de una joven, también integrante de la fuerza, a la que había ido a visitar este sábado a la madrugada. La mujer fue alcanzada por los disparos y fue internada en el Hospital Escuela de la Ciudad de Corrientes, donde los médicos dijeron que fue intervenida quirúrgicamente y permanece en terapia intensiva en estado muy delicado.

Las víctimas fueron identificadas como el oficial Alfredo Molina, hijo del actual jefe de la fuerza; y Bárbara Romero, quienes recibieron numerosos impactos de bala. El autor de los disparos es el oficial ayudante David Medina (30), que fue apresado dos horas después en la localidad de Riachuelo, donde residen sus padres.

El drama comenzó a la madrugada, cuando Medina se encontraba en un boliche de la ciudad de Corrientes con amigos y recibió un mensaje que le advertía sobre la presencia de Molina en la casa de su ex novia.

El oficial, que aparentemente no aceptaba aún el final de la relación con Romero, tomó un vehículo y se dirigió hacia el barrio Rincón Florido, donde reside la joven. En ese lugar se habría generado una fuerte discusión con Molina, con quien compartía trabajo en la División Delitos Complejos de la Policía de Corrientes. La mujer, en tanto, prestaba servicios en la Brigada de Investigaciones.

En esas circunstancias, Medina habría sacado de la cintura su arma reglamentaria y empezó a disparar contra Molina, que recibió al menos una decena de impactos. Romero también fue alcanzada por varios balazos y cayó herida.

Los vecinos del barrio aseguraron haber escuchado una gran cantidad de disparos y alcanzaron a ver el momento en que el policía se alejaba de la vivienda. El oficial ayudante estuvo dos horas prófugo. Algunas versiones indicaban que se presentó en la Comisaría de Riachuelo, mientras que otros aseguran que fue detenido en la casa de sus padres, sin que opusiera resistencia.

Molina y Romero fueron auxiliados y trasladados de urgencia al Hospital Escuela de la ciudad de Corrientes. El joven llegó ya sin signos vitales, mientras que la oficial fue internada y debió ser llevada de urgencia al quirófano. Este domingo aún permanecía en terapia intensiva y su cuadro era de extrema gravedad.

Fuente: Clarín

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico