Dan por muertos a los dos escaladores sepultados por un alud en el Fitz Roy

"Están sepultados hace más de 48 horas y las posibilidades de sobrevida se reducen drásticamente", evaluó la Comisión de Auxilio de El Chaltén sobre la suerte de los montañistas españoles que cayeron a una grieta de más de 15 metros de profundidad. El accidente se produjo cuando los escaladores, de origen vasco, descendían del cerro y en la base fueron sorprendidos por un alud de piedras, hielo y nieve.

Dos escaladores españoles desaparecieron tras ser sepultados por una avalancha al pie del Cerro Fitz Roy, en cercanías de El Chaltén, en la provincia de Santa Cruz, mientras que el tercer integrante del grupo pudo salvarse y pedir ayuda.

Los equipos de rescate aún no pudieron organizar la búsqueda debido a las condiciones climáticas y los deslizamientos en la zona. Sin embargo, transcurridas ya más de 48 horas del incidente, ocurrido el jueves alrededor de las 9:30, ya no existen esperanzas de encontrarlos con vida.

Los montañistas fueron identificados como Iker Bilbao (29 años), oriundo de Vizcaya, y Amaia Agirre (31), de Urnieta, ambas localidades de la comunidad autónoma del País Vasco.

"La alerta llegó en la madrugada por parte de Josu Linaza (31, oriundo de Igorre), que sigue en la zona y las noticias son poco esperanzadoras. La Comisión de Auxilio de El Chaltén nos traslada que no se dan actualmente las condiciones de seguridad para el rescate debido a lo inestable de la montaña en este momento y no nos transmite expectativas de encontrarlos con vida", explicaron desde la Federación Aragonesa de Montañismo, de la que formaba parte Agirre.

De acuerdo a lo informado por los brigadistas de la zona, "la búsqueda de los montañistas no se pondrá en marcha hasta que mejoren las condiciones meteorológicas".

El accidente se produjo cuando los tres integrantes del equipo descendían del cerro Fitz Roy y en la base del mismo fueron sorprendidos por un alud de piedras, hielo y nieve que arrastró por lo menos 60 metros a los dos jóvenes hasta una grieta de un glaciar, de acuerdo a lo que relató Linaza, que logró bajar.

Linaza recorrió la zona durante una hora aproximadamente para tratar de encontrar a sus compañeros, pero no consiguió ni siquiera divisarlos.

Agirre era médica, integrante de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme), mientras que Bilbao era escalador y se desempeñaba como bombero en el parque de Llodio (Álava).

Los experimentados escaladores habían logrado llegar al Fitz Roy por la vía Afanassieff y volvían rappeleando, según se supo por el relato de Linaza.

El Fitz Roy tiene una altura de 3.405 metros, está ubicado al oriente del campo de hielo Patagónico Sur en la frontera entre Argentina y Chile y su atractivo congrega a escaladores de todo el mundo que llegan a El Chaltén, la localidad santacruceña conocida como Capital Nacional del Trecking.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico