Denuncian a un intendente de ir a una fiesta y golpear a un joven

El jefe comunal de la localidad cordillerana de El Chaltén, Néstor Ticó, referente del Frente de Todos, fue denunciado como el responsable de haber golpeado a trompadas a un joven de 21años, con quien junto a otras personas, incluyendo a miembros de su gabinete, habrían participado de una fiesta, actividad prohibida por las restricciones que impone el COVID-19.

Los incidentes habrían ocurrido durante la madrugada del pasado domingo, pero recién comenzaron a trascender esta semana y al tomar estado público, el Concejo Deliberante -de mayoría oficialista- se vio en la obligación de emitir en la mañana de este sábado un comunicado de prensa.

El contenido del mismo denota que, ante el cariz de escándalo, el cuerpo deliberativo ha comenzado a soltarle la mano al jefe comunal, teniendo en cuenta que Nestor Ticó es el máximo referte del Comité Operativo de Emergencias local (COE) y que, de comprobarse los cargos que pesan sobre su persona, serían un pésimo ejemplo en esa comunidad en contexto de las medidas preventivas a la pandemia.

Al respecto, los ediles manifestaron: “a raíz de la reunión del COE llevada a cabo el día de ayer (viernes) y las noticias que han tomado estado público, dejamos expresado nuestro repudio a cualquier acto de violencia y recordamos que se encuentran vigentes todas las medidas sanitarias en el marco de la emergencia por el COVID-19”.

“Lamentamos enormemente que todos los esfuerzos que hace la comunidad y los trabajadores/as y funcionarios/as municipales queden empañados por tales trascendidos (SIC), que ahora continuarán su trámite en la Justicia”.

Hasta ahora Ticó no se expresó públicamente para desmentir o admitir haber sido protagonista de los incidentes que tuvieron intervención policial y motivaron que se abriera una causa penal en el Juzgado de Instrucción de la vecina localidad de El Calafate.

HECHOS CONFUSOS

Las versiones de cuenta que alrededor de las 4.30 del domingo 8 de noviembre, un llamado telefónico anónimo a la comisaría de la localidad dio cuenta que en una vivienda ubicada en la calle Río de las Vueltas se estaba llevando a cabo una fiesta clandestina con la presencia de una veintena de personas.

La comisión de uniformados acudió a ese lugar y ordenó a las mismas que se retiraran, notificando formalmente a su propietario de que este tipo de encuentros están totalmente prohibidos por la pandemia.

Debido a que el acta policial no se hizo pública y fue remitida al Juzgado de El Calafate, no hubo precisiones acerca de quién es el dueño de la casa y si entre los asistentes a la fiesta estuvo el intendente.

El caso cobró notoriedad regional cuando se supo que alrededor de las 6.30 la policía tuvo que regresar hasta inmediaciones de esa casa, al haber sido informada que había tres hombres lesionados en ocasión de riña.

Según lo indicó el portal Ahora Calafate, todos presentaban golpes y escoriaciones y fueron trasladados al Puesto Sanitario para practicárseles curaciones.

Luego, uno de los lesionados, un joven de 21 años acudió a la comisaría y denuncio que fue el intendente Ticó el que lo golpeó, pero otros dijeron que no lo habían identificado entre el grupo que los atacó, aunque otro de 26 años admitió que habían estado en la fiesta clandestina e incluso aseguró que él sí había reconocido a uno de los agresores, refiriéndose a un efectivo de Gendarmería Nacional a quien apodan “Formosa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico