Detienen a una pareja que robó en una casa donde había un cadáver

Personal policial de la División de Investigaciones logró dar con el paradero y detener el jueves, en Las Heras, a una mujer y a un hombre que eran buscados intensamente tras constatarse que habían sido los autores del robo perpetrado en una vivienda de Caleta Olivia, en cuyo interior se encontraba el cadáver de una mujer que había fallecido por causas naturales.

El robo de siniestras connotaciones se registró en la misma noche del 13 de junio en que fue hallado el cuerpo de la docente jubilada Emma Paredes, quien se domiciliaba en una vivienda de planta baja ubicada en la esquina de las calles Alsina y Vélez Sársfield, en cercanías de Hospital Zonal de Caleta Olivia.

Fueron varios vecinos quienes llamaron a la policía preocupados porque no la veían desde hace varias semanas y cuando el personal de la Comisaría Primera ingresó, encontró su cuerpo en una cama en avanzado estado de descomposición.

Los uniformados y el juez que tomó intervención en el caso, Gabriel Contreras, también detectaron que en la casa había un gran desorden y era evidente que faltaban muebles, electrodomésticos y otras pertenencias de la víctima.

Desde un principio se barajaron dos hipótesis: que la mujer pudo haber sido asesinada con fines de robo, o bien que gente extraña a su entorno había ingresado a robar cuando ya estaba sin vida.

La autopsia que le practicó en la morgue del Hospital de Puerto Deseado determinó que el deceso se produjo por causas naturales, por lo cual las investigaciones se direccionaron al robo ya que por las pericias realizadas en la casa se constató que alguien había ingresado por la banderola del baño.

RETIRARON BIENES EN UN TAXIFLET

Al inspeccionar los registros de cámaras de video particulares ubicadas en las inmediaciones, personal de la División de Investigaciones observó que durante varios días anteriores al 13 de junio, una camioneta particular que cumple servicios de taxiflet se estacionó frente a la vivienda y descendieron dos personas que se ocuparon de cargar sillones y otras pertenencias.

El vehículo fue identificado por su patente y el propietario admitió que había ido a ese lugar porque una pareja contrató su servicio. Además, dijo que le llamó la atención que lo requieran en horario nocturno.

Incluso el fletero reveló que cuando se ofreció a ayudar para cargar elementos, la mujer (no se sabe si viajaba en la misma camioneta), le pidió que no lo hiciera argumentando que había vivido en esa casa con otra pareja con la cual afrontó un caso de violencia de género y que solo quería retirar sus cosas.

El chofer igualmente brindó la dirección del domicilio donde se descargaron los elementos robados. Así se constató que se trataba de una casa del barrio Ceferino donde vive la madre de la joven, lo que permitió que fuera identificada al igual que su pareja.

Tras ello el juez Contreras emitió una orden de captura de ambos sospechosos, pero no pudieron ser ubicados en Caleta Olivia hasta que el jueves y luego de otras intensas investigaciones lograron dar con su paradero en Las Heras y proceder a su detención.

Los presuntos autores fueron inmediatamente trasladados a Caleta Olivia donde este viernes resultaron sometidos a declaración indagatoria y permanecen detenidos en comisarías locales. Trascendió que la mujer se apellida Quiroga y el hombre es de apellido Vicente. Sus edades oscilan entre los 26 y 28 años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico