Dictan prisión preventiva al adolescente detenido por el crimen de Abril Bogado

La jueza de la causa dispuso que el joven de 17 años continúe detenido bajo la figura de "homicidio en ocasión de robo". Si es llevado a juicio y hallado culpable, le correspondería una pena máxima de entre 15 a 20 años de prisión, fijada en el caso de los menores de edad.

La Justicia de Responsabilidad Penal Juvenil de La Plata dictó la prisión preventiva para el adolescente de 17 años que está detenido como acusado del homicidio de la niña Abril Bogado, cometido en la madrugada del domingo pasado durante un robo en la localidad bonaerense de Ringuelet, informaron ayer fuentes judiciales.

La medida fue dictada por la jueza Inés Siro, quien le imputó al joven el delito de “robo calificado en concurso real con homicidio en ocasión de robo” en calidad de partícipe por el hecho en el que fue asesinada la nena y el que fue asaltado un vecino.

Los voceros precisaron que en una audiencia oral que se realizó en la tarde del viernes la fiscal Ana María Rubio solicitó que el robo tras el que mataron a Abril concursara con “homicidio criminis causa”, es decir cuando se mata para ocultar otro delito y que tiene pena de prisión perpetua.

El abogado del adolescente, Roberto Casorla Yalet, cuestionó la división de los hechos y pidió que a su defendido solamente se le impute una tentativa de hurto del auto del vecino porque “no participó del asesinato” de la niña.

“El no tenía un arma, no quiso matar a nadie. Cuando mataron a Abril se queda al lado del conductor del Golf (el vecino) amenazándolo para que le abriera y el auto de la familia de Abril estaba enfrente”, dijo a Télam el defensor, quien adelantó que apelará la medida.

Finalmente, la jueza dispuso que el joven continúe detenido por la figura de “homicidio en ocasión de robo”, que establece una pena máxima de entre 15 a 20 años de prisión en el caso de los menores de edad.

Por la misma causa, también se encuentra detenido José Edgardo Echegaray Biel (32), alias “Pepito”, quien posee antecedentes penales y había estado detenido desde 2010 por haber sido condenado por tentativa de homicidio y robo calificado.

El jueves último, “Pepito” se negó a declarar ante la fiscal Betina Lacky, del fuero de adultos, y se dispuso que siga detenido en la Unidad Penal 22 del partido bonaerense de La Plata mientras se resuelve su situación procesal.

“Por las pruebas que tengo reunidas en la causa, nada me indica que el disparo que mató a Abril haya sido efectuado de manera accidental; por el contrario, todo indica que eso no pasó y el disparo se utilizó para facilitar la consumación del hecho de robo”, explicó a Télam Lacky.

Añadió: “de hecho, tal es así, que el caos que provocó en la familia la herida de Abril permitió que (los delincuentes) se apoderaran de la billetera” del padre de la niña y remarcó que el arma utilizada “estaba cargada”, como cuando el sospechoso fue detenido.

De esta manera, la fiscal descartó la versión de “Pepito” ante la Policía de que el tiro se le escapó y dijo que esos dichos tienen la validez de una prueba ya que fue una manifestación espontánea.

El caso que se les imputa a ambos detenidos fue cometido cerca de las 4.30 del domingo 5 de noviembre, en la puerta de una vivienda situada en la calle 510 entre 10 y 11, en la localidad de de Ringuelet, donde residía Abril (12) junto a su familia.

La niña acababa de llegar a su domicilio junto a su madre Laura Pupo (44), docente del Colegio Normal 1 de La Plata; su padre Cristian Bogado Scenna (42); el padre de éste, Hugo Bogado (73); y otro hijo del matrimonio de 4 años.

La familia regresaba de una fiesta de casamiento en un Renault Sandero bordó y en momentos en que estaban por guardar el vehículo en el garaje de la vivienda, aparecieron dos ladrones que primero intentaron asaltar a un joven que se subió a un VW Golf bordó y alcanzó a evitar el robo y huyó.

Fue en ese momento que los asaltantes amenazaron a la familia Bogado, pero como se encontraban trabadas las puertas del auto, uno de los asaltantes efectuó un disparo.

Ante esta situación, Hugo Bogado, quien se encontraba en el asiento del acompañante, descendió del vehículo y con una botella en la mano alcanzó a golpear a uno de los delincuentes.

Tras esa resistencia, los delincuentes escaparon por calle 510 hacia 10, al tiempo que los familiares asaltados constataron que Abril presentaba un impacto de bala en la frente y estaba inconsciente.

La niña fue trasladada de inmediato al Hospital de Gonnet y luego derivada al Hospital Sor María Ludovica de La Plata, donde murió horas después a raíz de las lesiones provocadas por el impacto de bala.

Mañana a las 19, amigos y vecinos de Abril realizarán una nueva marcha en la Plaza Moreno, de La Plata, para reclamar el esclarecimiento del caso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico