Dos hermanos ganaron un concurso fotográfico que buscó despertar la curiosidad científica en la región

Los hermanos Ian Enzo y Rocío Giacosa fueron los ganadores del concurso fotográfico "Fósiles del Sur del Chubut". La propuesta fue organizada para celebrar los 30 años del Laboratorio de Paleovertebrados de la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

El Laboratorio de Paleovertebrados de la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) celebró sus 30 años con un concurso fotográfico que mostrara un fósil en su sitio de hallazgo y sin haber sido removido.

La propuesta, denominada “Fósiles del Sur del Chubut”, fue abierta a todos los alumnos de nivel primario y secundario de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Sarmiento.

La premiación se realizó el lunes donde Ian Enzo Giacosa (12), del Instituto María Auxiliadora (IMA), se quedó con el primer lugar por la fotografía titulada “Pasaron millones de años y sigo aquí”. La recompensa consistió en una réplica de la mano de un dinosaurio perteneciente a la especie Megaraptor.

Mientras, su hermana Roció (14), alumna del IMA, se quedó con el segundo lugar.

En este marco, Rubén Martínez, Gabriel Casal y Marcelo Luna, integrantes del Laboratorio de Paleovertebrados, manifestaron su alegría por recibir una gran cantidad de trabajos en el concurso. Así, los profesionales consideraron que pudieron cumplir con uno de los objetivos de la propuesta que era despertar las vocaciones científicas en los jóvenes, como también acercar a los estudiantes a las Ciencias Naturales para que vayan conociendo la dinámica de la vida en la tierra y generar conciencia.

“Es importante recalcar el significado de los fósiles para la comunidad científica donde son objeto de estudio permanente”, coincidieron los profesionales y manifestaron que “de ninguna manera deben ser elementos de colección, y mucho menos de compra y venta, porque son parte del Patrimonio Natural y Cultural”.

Después de la entrega de premios, los ganadores realizaron un recorrido por la sede de la casa de altos estudios y se mostraron muy entusiasmados por conocer el Laboratorio de Paleovertebrados. Es que allí se exhiben los restos de antiguos gigantes patagónicos, como también se realizan las diferentes prácticas para proteger las delicadas y frágiles piezas.

Una de las réplicas que se encuentra en exhibición es la representación a escala del Tyrannosaurus Rex, un carnívoro bípedo de enorme cráneo que fuera donado por Joaquin De Brito. Luego de armarlo pieza por pieza, tuvo la gentileza de entregarlo al Laboratorio de Paleovertebrados, donde se emplea con fines didácticos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico