El ciclo lectivo en Chubut comienza con un paro de 72 horas

El inicio del ciclo escolar se produce en un conflictivo contexto en el que la mayoría de los docentes decidió un paro hasta el viernes, el cual se complementará con movilizaciones en las ciudades más grandes de la provincia.

El gobierno de Mariano Arcioni dejó claro en las últimas horas que el ciclo lectivo 2020 comenzará este miércoles en Chubut, al menos en lo formal. Pero aun no se ha informando en qué establecimiento tendría lugar el acto oficial, que sería simbólico, según todo indica en la previa.

Es que la mayoría de los docentes decidió un paro de 72 horas desde la medianoche. Lo hicieron público las seis regionales de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) y los docentes privados.

Además, desconocieron el llamado a conciliación efectuado desde la Secretaría de Trabajo y habrá que ver en los hechos cuánto efecto causa en cada maestro o maestra la amenaza de que les descontarán los días no trabajados. No es la primera vez que se apela a este recurso desde el Gobierno.

Por otra parte, el secretario de Trabajo, Cristian Ayala, advirtió que dará intervención a la Justicia para intentar quitarle la personería gremial a ATECh. Paradójicamente, el personal del Poder Judicial también hará paro hoy porque aún no cobraron sus haberes de enero.

LOS MOTIVOS

Las demandas de los docentes que llevan a este conflictivo inicio del ciclo no son nuevas. Se remontan al regreso a clases en 2019, cuando estuvieron 17 semanas en huelga.

Puntualmente, piden el fin del pago escalonado –Arcioni ya ha dicho que ello es imposible-; que se les pague la última cláusula gatillo pendiente del año pasado –trimestre de octubre a diciembre-; que se normalice el funcionamiento de su obra social; y que se garantice la calidad de vida dentro de cada establecimiento, donde el año pasado hubo varios problemas de electricidad y calefacción, entre otros. Esos son los puntos más destacados de lo que exigen los trabajadores.

Los ministros de Educación, Andrés Meiszner, y de Infraestructura, Gustavo Aguilera, no pudieron garantizar el último ítem y lo admitieron este fin de semana cuando postergaron la rehabilitación de dos escuelas. No especificaron los motivos, pero el sindicalista Daniel Murphy lo atribuyó a la falta de pago a las empresas encargadas de los trabajos.

Por otra parte, anticipándose a lo que vieron venir, en esta ocasión también los directivos y supervisores advirtieron –al menos en Comodoro y Rada Tilly- que se deben dar las condiciones solicitadas para un normal dictado de clases.

Su pronunciamiento fue inédito y a partir del mismo se puede establecer que en esta oportunidad el Gobierno podría no contar con ellos a la hora de intentar persuadir a docentes indecisos de que lo mejor es ingresar a las aulas junto a los estudiantes.

Asimismo, ya hubo varios docentes en toda la provincia que en forma informal les anticiparon a los padres que se plegaran al paro.

Nuevamente, entonces, quedará a criterio de cada trabajador de la educación iniciar o no la actividad, pero por lo que se dijo en la previa todo lleva a pensar que la actividad en las escuelas será más rala que de costumbre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico