El comisario Pedraza se hizo cargo de la alcaidía policial

Tras el desplazamiento del comisario Fabián Millatruz, asumió al frente de ese recinto carcelario el comisario Martín Pedraza. El Gobierno provincial y la jefatura de policía asumieron el compromiso de que se destinara mayor cantidad de efectivos policiales para cuidar los pabellones.

Luego del pase a disponibilidad del comisario Fabián Millatruz, y el paso fugaz por esa penitenciaria del comisario Lucas Cocha -requerido por habitantes de la zona norte de Comodoro Rivadavia para que continúe gestionando la seguridad en esa jurisdicción- la jefatura de la alcaidía policial queda a cargo del comisario Martín Pedraza.

Pedraza, con pasado en el Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) es uno de los comisarios que ha criticado con aciertos la falta de protocolos en el recinto carcelario en los distintos sumarios policiales que se realizaron en la alcaidía. Por esa razón, la Jefatura de Policía del Chubut lo ha elegido para llevar a cabo esas acciones.

Pedraza se reunió en las últimas horas del jueves con los jefes policiales que le dieron su compromiso de destinar mayor cantidad de personal para custodiar los pabellones de la alcaidía.

Según las fuentes consultadas por El Patagónico, actualmente el turno de efectivos policiales no alcanza ni para que un policía pueda vigilar aunque sea un pabellón. Por el contrario un turno de 12 policiales debe custodiar más de 180 presos.

Sumado a ello, los efectivos deben repartirse en la guardia y las requisas por lo que a veces un solo policía tiene la misión de cuidar dos pabellones en forma simultánea, lo que torna peligrosa la situación de seguridad tanto interna como personal de los policías y de los detenidos.

La nueva jefatura de la alcaidía policial buscará incluso colocar seguridad externa en el recinto, lo que permitirá abortar cualquier intento de fuga o el arrojo de “palomitas” (improvisadas encomiendas con drogas y otros elementos) desde el exterior.

Pedraza llega después de haber colaborado en la puesta a punto de los protocolos del número de emergencias 911 y ahora buscará dejar en orden los papeles de la alcaidía policial en donde no hay protocolos de seguridad y se carece de protocolos internos de procedimientos.

La visita sorpresiva a la alcaidía del segundo jefe de la Policía del Chubut, Néstor Gómez junto al jefe de la Unidad Regional, Ricardo Cerda, durante la primera semana de abril, permitió descubrir fallas en la seguridad interna.

Cuando los jefes policiales presenciaron el hallazgo de más de una docena de teléfonos celulares en el pabellón de mujeres inmediatamente pasaron a disponibilidad preventiva al comisario Millatruz para determinar las responsabilidades.

Pedraza se hizo cargo este sábado del recinto y comenzará a ordenar la alcaidía primero con cuestiones y disposiciones internas. También solicitó el traslado de personal policial además de requerir mayor cantidad de efectivos policiales.

El recinto está superpoblado y lo hace saber cada semana la Defensa Pública en cada uno de los relevamientos que realiza la Oficina de Personas Privadas de la Libertad.

Una de las medidas que implementará la nueva jefatura y que se acordó con la jefatura de Policía es que se instalarán cámaras de seguridad en algunos sectores vulnerables y se levantarán muros de contención.

Pedraza buscará realizar cambios bajo la normativa vigente y garantías constitucionales, “siempre velando por los derechos humanos”, afirmó a El Patagónico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico