El estadounidense Benjamin King ganó la cuarta etapa de la Vuelta a España

El ciclista estadounidense Benjamin King (Dimension Data) se impuso en la cuarta etapa de la Vuelta a España, la primera con final en alto, en el puerto de Alfacar, disputada ayer tras la que el polaco Michal Kwiatkowski sigue líder.

King formó parte de la escapada de nueve corredores que se formó al inicio de la etapa y logró llegar a la meta, acompañado por el kazajo Nikita Stalnov (Astana), al que superó en el sprint, y al francés Pierre Rolland, que entró a 13 segundos del ganador.

Es la mayor victoria hasta ahora en la carrera del veterano ciclista norteamericano, de 29 años, que tras cruzar la meta explicó que esta temporada se había propuesto ganar una etapa en una gran vuelta por etapas y que no lo había logrado el pasado mes de mayo en el Giro de Italia.

“Es un sueño hecho realidad, no me lo puedo creer. No me lo empecé a creer hasta el último kilómetro”, explicó King, superviviente de la escapada del día, formada por nueve ciclistas y que llegó a contar con más de 10 minutos de ventaja sobre el pelotón principal.

“Estoy contento por la confianza del equipo, trabajé duro toda la temporada para esto. Esperamos claro continuar haciendo cosas lindas en las próximas semanas”, añadió.

El pelotón cruzó la línea de meta a más de tres minutos de King, que en muchos momentos fue líder virtual de la carrera.

Los favoritos a la victoria final esperaron a los últimos kilómetros de ascenso al puerto de Alfacar para probar suerte y fueron el británico Simon Yates (Mitchelton) y el alemán Emanuel Buchmann (Bora) los que más provecho sacaron, ya que aventajaron en unos segundos al resto y se colocan en la general segundo y tercero, a 7 y 10 segundos respectivamente de Kwiatkowski.

La clasificación general se comprime tras esta etapa, ya que los 17 primeros clasificados están en una diferencia de menos de un minuto: Valverde está a 12 segundos del polaco (4º), Nairo Quintana a 33 (8º), Miguel Angel López a 46 (14º) y Rigoberto Urán a 48 (16º).

Otros aspirantes, como el italiano Vincenzo Nibali o el ruso Ilgur Zakarin, que secundaron en el podio de la edición 2017 al ganador Chris Froome, se despidieron definitivamente de cualquier opción por la victoria final tras perder varios minutos.

«Con temperaturas tan altas, se podía esperar que muchos corredores sufriesen, era un ascenso muy exigente», declaró el polaco tras la etapa, añadiendo que estaba feliz por llevar el jersey rojo de líder «un día más».

«Yo no soy el gran favorito para ganar la vuelta: están Nairo Quintana, Valverde, George Bennett, Simon Yates, Emanuel Buchmann. Estos tipos imprimieron un ritmo muy alto (en el último puerto) y al final de cuentas no salimos muy mal parados (en el equipo Sky). Pese a los múltiples ataques, seguí mi propio ritmo», destacó Kwiatkowski.

Hoy se disputará la 5ª etapa, de 188,7 kilómetros de recorrido entre Granada y Roquetas de Mar, una jornada propicia para los velocistas, siempre que superen el Alto del Marchal, un puerto de segunda categoría cuya cima está a 27 kilómetros de la meta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico