El fiscal pidió 3 años para Martínez y acusó por falso testimonio a Bermúdez y Delgado

El veredicto complica al ex entrenador del equipo femenino, acusado de abuso sexual contra una empleada del club. Además, los integrantes del Consejo de Fútbol quedaron implicados.

El fiscal de la causa que implica por abuso sexual simple a Jorge Martínez, ex entrenador del equipo femenino profesional de Boca Juniors, pidió tres años de cárcel y acusó de falso testimonio a Jorge Bermúdez y Marcelo Delgado, testigos convocados por el implicado. A la espera del alegato de la defensa, el pedido dejó complicado al ex futbolista de 50 años que fue denunciado por Florencia Marcó, empleada del club y ex miembro del departamento de prensa.

“Siempre tuve la plena seguridad de que tengo que ser absuelto de esta causa injusta. Tengo que estar tranquilo, mi mente está tranquila. Jamás le falté el respeto a nadie, nunca le toqué la cola como anuncia la denunciante. Es más, me avalan los 15 testigos, están las filmaciones donde los testigos avalan no haber visto un tocamiento. Pero bueno, ahora está en manos del juez el veredicto que, obviamente, deseo que sea el sobreseimiento”, declaró Martínez en diálogo con Radio La Red.

La denuncia se trata de un abuso sexual simple, un delito que conlleva una pena de 6 meses a 4 años de prisión. La severidad del caso ha llevado a que el juez Sergio Paduczak, del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 22 de Comodoro Py, sea el encargado de presidir el juicio, destacando la gravedad de las acusaciones enfrentadas por Martínez.

El viernes 22 de marzo, los miembros del Consejo de Fútbol Mauricio Serna (presente en la sala), Bermúdez y Delgado (de forma virtual) declararon como testigos por parte de Martínez: los tres negaron haber estado en conocimiento de la situación antes de conocerse la denuncia judicial, escenario diferente a lo que declaró la víctima. Además, otras cuatro personas atestiguaron para respaldar la versión de Martínez.

“Cuando ocurrieron los hechos, hablé con Bermúdez y el resto de los integrantes del Consejo de Fútbol y ellos me dijeron que lo hablaron después con Riquelme. Es decir, estaban todos informados y supuestamente iban a tomar algún tipo de medidas. Y no hicieron nada”, había aclarado la empleada de Boca al respecto.

Marcó, que trabajaba en Boca desde 2011 y en 2019 pasó a formar parte del departamento de prensa en la rama femenina, declaró que sufrió varias situaciones de acoso e intimidación (incluso que llegó a ser manoseada) por parte de Martínez en el año 2022.

Pero la única testigo que ya no está vinculada al club fue contundente: dijo que vio la situación y que sabía también de otros abusos por parte de Martínez y cuando el juez le preguntó por qué nadie los denunció ella dijo lo que todos saben: ‘Por miedo’”.

Marcó sigue siendo empleada de Boca pero actualmente se encuentra de licencia por tratamiento psicológico sin goce de sueldo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico