El intercambio comercial de mayo dejó un déficit de U$S 1.285 millones

Las ventas al exterior llegaron durante ese mes a U$S5.162 millones, un 6% por debajo de lo exportado el año pasado, mientras que las importaciones avanzaron un 6,3% para alcanzar los U$S6.447 millones. El menor volumen de exportaciones de soja tuvo una importante incidencia en esa balanza negativa.

El intercambio comercial de mayo dejó un déficit de U$S1.285 millones, más que el doble de los U$S576 millones de pérdida que había registrado en igual mes del año pasado, en medio de una retracción de las ventas al exterior, en especial por las menores exportaciones de soja, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Las ventas ascendieron a u$s 5.162 millones, un 6% por debajo de lo exportado el año pasado, mientras que las importaciones avanzaron un 6,3% para alcanzar los U$S6.447 millones.

Entre enero y mayo, el intercambio comercial dejó un déficit de 4.691 millones, por sobre los u$s 1.886 millones de los cinco primeros meses del 2017.

“La caída (interanual) de U$S 328 millones de dólares de las exportaciones se debió principalmente a los productos derivados del cultivo de la soja”, destacó el informe del INDEC.

En mayo, cuando comenzó la escalda del dólar, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, había advertido que “por efecto de la sequía el país perdió U$S8.000 millones” en concepto de exportaciones vinculada a la soja y sus derivados.

Así se reflejó en lo recaudado por los Productos Primarios, que sumó U$S1.154 millones, con una caída interanual del 26,8% , debido a una retracción del 36,3% en las cantidades, que no pudo ser compensada por la suba del 14,8% en los precios.

También bajaron 5% los ingresos por las Manufacturas de Origen Industrial (MOI), con U$S1.638 millones, debido a la baja de 8% de las cantidades y a la suba de 3,3% de los precios

En tanto las Manufacturas de Origen Agropecuario, aumentaron 4,8% para sumar 2.118 millones merced a un incremento del 18% de los precios, y una merma del 11,8% en las cantidades.

Las exportaciones de combustibles y energía crecieron 48,8%, para sumar U$S253 millones por el aumento de 26,5% de los precios y de 17 % de las cantidades.

Antes de que se dieran a conocer estas cifras, el flamante ministro de Producción, Dante Sica, avaló una cotización del dólar entre $28 y $29 para alentar las exportaciones, pero advirtió que el problema del déficit comercial no es por el alto nivel de importaciones, sino por el escaso volumen de ventas al exterior.

“El dólar de $28 o $29 deja cómodo a muchas actividades, para algunas es un tipo de cambio muy bueno y a otras les da un espaldarazo para la salida exportadora. Sin embargo, la preocupación más fuerte a futuro va a ser mantener este tipo de cambio, luego de este esfuerzo”, afirmó el funcionario en declaraciones a Radio de la Ciudad/La Once Diez.

En este marco, destacó que para equilibrar la balanza comercial “la idea no es bajar importaciones sino ampliar exportaciones, hay que vender más afuera. El empresariado tiene que mirar el mercado regional y conseguir dólares”.

En ese sentido, destacó que desde el Gobierno y el sector empresario “debemos ser generadores de dólares y no caer en estas crisis del sector externo”.

Sica destacó que “ha habido un reacomodamiento del tipo de cambio, que creo que hay que mantener y trabajar para darle competitividad a todas las actividades”.

En este marco de competencia en el exterior, Sica consideró que para las Pymes “sigue siendo su problema de competitividad o baja productividad. Queremos una ventanilla de comercio exterior única para ellas, mientras avanzamos en infraestructura”, adelantó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico