El Luna Park fue un caos en la jornada de vacunación de mayores de 80 años 

Los porteños debieron realizar largas filas bajo el sol, sin distanciamiento social, demoras y con adultos mayores que debieron esperar parados por más de una hora, hubo personas que se descompensaron y tuvieron que ser atendidos por personal sanitario. Se espera aplicar 2.100 dosis diarias de la vacuna Sputnik V a esa población.

Con largas filas bajo el sol, sin distanciamiento social, demoras y con adultos mayores que debieron esperar parados por más de una hora, comenzó hoy a las 8 la vacunación contra el coronavirus en el Estadio Luna Park, uno de los centros de vacunación elegidos por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de la campaña para adultos mayores de 80 años y residentes de geriátricos. El otro centro habilitado fue el estadio de San Lorenzo, en el barrio de Boedo. Allí, se vieron hasta tres cuadras de filas con abuelos esperando su turno, sin asistencia y con calor.

Embed

La semana pasada, la directora ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich, se reunió con las autoridades sanitarias de la Ciudad para analizar cómo seguir con el plan de vacunación. En ese encuentro, trascendió que la funcionaria ofreció 10 centros de vacunación para los afiliados al PAMI, y así no agolpar a tanta gente en un solo lugar. Pero según trascendió, no hubo respuesta oficial del Gobierno porteño. “Concentraron todo en un lugar cuando podíamos hacerlo en 10 a la vez”, dijeron las fuentes consultadas, que lamentaron las imágenes que se vieron este martes con los abuelos.

En tanto, según pudo saber este medio la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, se contactó con su par porteño Fernán Quirós para ponerse a disposición y colaborar con la logística del plan de vacunación porteño. El ministro se comprometió a que partir de este miércoles se dupliquen las bocas de vacunación para los adultos mayores.

Desde este martes, el emblemático edificio, ubicado en la manzana delimitada por las calles Bouchard, Lavalle y las avenidas Eduardo Madero y Corrientes, en el barrio porteño de San Nicolás se convirtió en vacunatorio y se espera aplicar 2.100 dosis diarias de la vacuna Sputnik V a los adultos mayores de 80 años.

En tanto, durante el comienzo de la primera jornada de vacunación, en las afueras del estadio, la organización administrativa y sanitaria se vio desbordada con filas de más de una cuadra, gente amontonada, entre ellos adultos mayores esperando parados sin sillas en las cuales poder descansar.

"La organización no está bien y estamos un poco juntos", "se superpusieron los turnos", "las filas son muy largas", "hay mucha demora" y "falta de asientos para la espera", fueron algunas de las quejas que los adultos mayores manifestaron al ser entrevistados por canales de noticias.

Imágenes de largas colas y falta de distanciamiento social también pudieron verse en las instalaciones del Club San Lorenzo, ubicado en Avenida La Plata 1770, las cuales fueron difundidas por distintos usuarios de Twitter.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico