El marinero que causó un accidente fatal sigue preso y su abogado sería sancionado

Gabriel López, el imputado de provocar el choque frontal en el que falleció la enfermera de Rawson Sandra Méndez, seguirá con prisión preventiva. Mientras el accionar de su defensor Gustavo Cruz será analizado por el Colegio de Abogados de Puerto Madryn.

El marinero está acusado del delito de homicidio culposo que tuvo como víctima a Sandra Méndez. El accidente fatal se produjo el 19 de marzo sobre la ruta provincial 25, en el ingreso a Rawson.

Según la acusación, el marinero iba a bordo de una camioneta Dodge Journey, se cruzó de carril y chocó frontalmente contra el Volkswagen Gol que comandaba la enfermera de 46 años, quien se dirigía a trabajar a Trelew.

Según el test de alcoholemia, López conducía con 1,20 gramos de alcohol en sangre y otros estudios de sangre arrojaron que había consumido cocaína.

A principios de semana su abogado solicitó el arresto domiciliario de su representado en un inmueble del Puerto de Rawson y como responsable de la tutela de López dio el nombre de una persona ya fallecida. En ese marco se celebró ayer la audiencia de “incidente de conducta” en la Oficina Judicial de Rawson.

En esta segunda oportunidad de ofrecer un garante de su conducta durante el arresto, Cruz ofreció el nombre de otra persona que fue rechazada por el juez Marcelo Orlando a instancias de la querella que representa a la familia de la víctima. De esta manera, el magistrado le dio la razón al querellante Sebastián Curtale.

El domicilio ofrecido para el arresto domiciliario era un departamento en el centro de Rawson. El garante de la conducta de López era otro marinero con domicilio legal en Mar del Plata y actividad laboral en esa ciudad. Curtale argumentó el desarraigo en Rawson del garante.

Tras un cuarto intermedio Orlando avaló la postura del querellante y dispuso que el imputado siga con prisión preventiva hasta que sus familiares y el abogado defensor logren disponer de un domicilio particular y personas que tutelen su conducta durante el proceso judicial en su contra. La Fiscalía, en tanto, estuvo representada por las funcionarias Patricia Cárcamo y Eugenia Domínguez.

En otra audiencia los jueces Marcelo Nieto De Biase y José García aceptaron las disculpas del defensor Gustavo Cruz a la vez que resolvieron enviar al Colegio de Puerto Madryn todos los audios de las audiencias en las que el profesional dio el nombre de una persona fallecida para tutelar el arresto domiciliario del marinero.

Al momento de realizar su descargo, Cruz reveló que por lo ocurrido puso a disposición su renuncia al Tribunal de Disciplina que integraba en ese Colegio profesional. Afirmó no haber actuado “con mala fe, solo con la sana intención de sobrellevar el interés de mi cliente porque estaba convencido que se sometería a proceso. Los hechos me llevaron a cometer un error, pero no hubo intención de afectar el proceso”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico