El merendero "Timoteo Varela" recibió equipamiento de cocina

Con fondos de la ordenanza de Responsabilidad Social Empresaria, la Municipalidad donó ayer equipamiento de cocina al merendero del barrio Máximo Abásolo. "Nos duele que los chicos no puedan alimentarse en sus hogares", señaló el intendente Carlos Linares luego de la entrega.

Más de 150 chicos cada día asisten al merendero “Timoteo Varela” del barrio Máximo Abásolo. La preparación del almuerzo comienza temprano para poder alimentar a todos los chicos y repartir además 80 viandas a familias del sector. El trabajo es arduo y duro, más en estos de tiempos de crisis, aumentos y desempleo.

Como una forma de colaborar con esa entidad, ayer la Municipalidad le entregó equipamiento: una cocina, vajilla, utensilios y distintos elementos que fueron adquiridos con fondos de la Ordenanza de Responsabilidad Social Empresaria.

El acto fue encabezado por el intendente Carlos Linares, quien estuvo acompañado por el secretario de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey.

En ese marco, Linares lamentó que chicos tengan que alimentarse fuera de sus hogares. “Lamentablemente, las políticas del Gobierno nacional han provocado la reapertura de estos espacios y nos duele que los chicos no puedan alimentarse en sus hogares”, indicó.

“Cada vez que visitamos un merendero o un comedor, no nos sentimos felices. La situación del país y de la provincia llevó a que se reabran estos lugares, cuando en una época los habíamos cerrado y las familias podían comer en sus casas. Le pido a la gente que tenga memoria y recuerde por qué estamos como estamos”, agregó.

Linares, por otro lado, les agradeció a las cocineras y a los integrantes de la vecinal “que brindan contención a los chicos y le ponen mucho amor a todo esto”. Y en ese sentido, aseguró que es una obligación de la Municipalidad “acompañar a quienes trabajan desinteresadamente por sus vecinos”.

UNA DIFICIL REALIDAD

Luego de la entrega de equipamiento, el secretario de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey, consideró que el crecimiento de los merenderos “es una muestra de la difícil realidad económica que nos toca afrontar”.

“Nosotros desde el Municipio seguimos brindando respuestas a las necesidades de la gente. Uno lamenta este contexto, hemos vuelto para atrás con la situación económica del país y nosotros no somos ajenos. Es por ello que apoyamos la impronta del vecinalista Roberto Varela que fue reabrir este comedor en la Zona de Quintas, para la personas que lo necesitan”.

Por su parte, Varela, agradeció las respuestas de intendente que “siempre tiene una respuesta positiva ante cada solicitud del barrio”.

“Esta gestión municipal trabaja por el bien del vecino y constantemente apoya nuestros requerimientos. El comedor tiene mucha historia en la zona, en el cual se criaron muchas personas de bien del barrio. Abrirlo nuevamente es doloroso porque muestra la necesidad existente ante las políticas nacionales, pero debemos acompañar a los vecinos con su plato de comida”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico