El municipio entregó 60 pares de lentes a vecinos que los precisaban

El programa “Mirándonos” está orientado a favorecer el acceso a la salud. Se entregaron 60 pares de lentes recetados. Incluyó a niños, adolescentes y adultos.

Este miércoles, en la sede de la Secretaría de Salud, se llevó a cabo el acto de entrega anteojos recetados, a vecinos que no pueden acceder por no contar con los económicos a dicho servicio sanitario. “Hicimos una nueva entrega por medio del programa ‘Mirándonos’, que incluye a niños, adolescentes y adultos. En esta oportunidad había 60 pares de lentes para entregar”, explicó el secretario de Salud, Jorge Espíndola.

En la misma línea, el funcionario destacó que “el apoyo del intendente Othar Macharashvili nos permite continuar con este programa que realmente es muy necesario para mucha gente, a la que le es casi imposible llegar a tener un par de lentes por la difícil situación en la que se encuentran”.

Respecto al alcance del programa, indicó que “es un esfuerzo muy grande el que estamos haciendo desde el Municipio porque desde el año pasado los lentes han aumentado muchísimo. Deseamos entregar un número mayor de anteojos y en la medida que podamos, vamos a ir aumentando la cantidad”, aseguró.

Por otro lado, el secretario municipal detalló que además de las personas que venían con tratamiento oftalmológico, “se han agregado chicos nuevos, a través de la planilla escolar, que tiene como requisito el control oftalmológico. Dicho requerimiento se pudo cumplimentar desde la Municipalidad, lo que nos permitió detectar que muchos tenían problemas de visión, lo que trajo aparejado una mayor demanda. Gracias a ello, bastantes chicos hoy tienen sus lentes por primera vez”.

“ESTOY MUY CONTENTA CON ESTA ENTREGA”

Una de las beneficiarias del programa ‘Mirándonos’ fue la vecina de Km. 5, Paola Veloz, quien contó que “vinimos a hacer el trámite a la Secretaría de Salud y retiré los lentes de mi hija de 6 años que tiene miopía. Esta entrega me parece muy bien. Hay muchas personas que no pueden llegar a costear los lentes porque están muy caros. Esto es una ayuda muy buena para todas las familias”, resumió.

En tanto Nelly, otra de las vecinas beneficiarias del barrio Stella Maris, concurrió a la entrega de lentes junto a su hijo de 12 años, luego de tramitarlos en el mes de marzo. “Mi hijo tiene miopía con astigmatismo y sí o sí los tiene que usar. Esta entrega de anteojos es una ayuda muy grande”, sostuvo al agregar que “es difícil conseguirlos porque están muy caros”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico