El paro bancario tuvo un masivo acatamiento en toda Santa Cruz

Como era previsible los casi quinientos empleados bancarios de esta provincia acatan desde ayer y de manera masiva el paro de 48 horas dispuesto por conducción nacional de la Asociación Bancaria al considerar insuficiente el incremento salarial del 9% anual ofrecido por las cámaras empresariales del sector.

Caleta Olivia (agencia)

En Caleta Olivia la medida de fuerza se efectivizó en nueve sucursales de entidades crediticias con la presencia inactiva de los aproximadamente ochenta trabadores.

A pesar de que las puertas de las mismas no estaban cerradas y se mantuvieron las guardias de seguridad privada o policial, a los clientes desprevenidos se les informaba que no habrá atención al público hasta mañana ya que por ahora el gremio no tiene previsto adherirse al paro nacional general de esa jornada.

La delegada local, María Eugenia Carrizo comentó a El Patagónico que luego de realizar una recorrida por todas la entidades, constató que el paro venía desarrollándose con normalidad y que hasta ayer la mayoría de los cajeros automáticos continuaba entregando dinero. teniendo en cuenta que disponían de suficiente carga de billetes de 500 pesos, lo cual satisfacía las necesidades de los usuarios.

Sin embargo este diario pudo constatar que al promediar la tarde ese servicio comenzó resentirse dado que desde el sábado no hay reposición de efectivo. A ello se suma que los transportes de caudales no se reabastecieron ayer y tampoco podrán hacerlo hoy porque no se le entregan partidas precisamente debido al paro bancario. Tampoco circularán este miércoles en razón de que el gremio de camioneros es el principal impulsor de paro general nacional.

Por esa razón se incrementó el número regular de personas que acuden a supermercados a retirar dinero con sus tarjetas de débito y en muchos casos compran un paquete de galletitas de 20 pesos para poder realizar la extracción de dinero en la línea de cajas.

En sintonía con la delegada gremial de Caleta Olivia, su par de Río Gallegos, Griselda Fabregat dijo al diario La Opinión Austral que el plan de lucha va en aumento y que el conflicto recién podrá destrabarse cuando la oferta salarial sea acorde a la inflación pronosticada y contemple una cláusula gatillo.

“Las cámaras empresariales no se movieron de la oferta de un incremento del 9%, en tanto que el Gobierno nacional está obstaculizando las negociaciones”, precisó la dirigente gremial de la capital santacruceña.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico