El presunto agresor del dirigente vecinal declaró que se alteró por la inundación de su vivienda

Roberto Joaquín García fue sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación en su contra, como sospechoso de la agresión que sufrió el vecinalista del barrio Isidro Quiroga, Pablo Garcías. Fue tras la tormenta que el miércoles anegó varios sectores de la zona sur de Comodoro Rivadavia. La funcionaria de Fiscalía, Patricia Rivas le imputó lesiones leves. Sin embargo, la imputación podría agravarse a partir del estado de salud del dirigente barrial, quien ayer recuperó el alta médica. La víctima contó a este diario que el lunes debe realizarse una tomografía por una fractura de maxilar. "No lo conozco, ese muchacho está alquilando hace poco ahí", afirmó respecto al presunto agresor.

Roberto Joaquín García, de 29 años, quien el miércoles sobre las 22:20 fue detenido por personal policial de la Seccional Quinta en Marinero López y avenida Roca, fue sometido ayer a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación ante la jueza Raquel Tasello. Está imputado de haber golpeado al vecinalista del barrio Isidro Quiroga, Pablo Garcías.

La funcionaría de Fiscalía, Patricia Rivas le imputó lesiones leves pero esa calificación puede mutar a una figura más gravosa a partir del estado de salud de Garcías.

La jueza Tasello escuchó la declaración de Roberto García, quien fue asistido por la defensora oficial Cristina Sadino.

El imputado accedió a declarar y según fuentes judiciales le relató a la jueza el enfado que le generó la inundación de su vivienda, como consecuencia de la lluvia torrencial que se registró el miércoles por la tarde en Comodoro.

La jueza Tasello decretó legal la detención, dictó seis meses de plazo de investigación y le dictó al imputado la prohibición de acercamiento al vecinalista.

FRACTURA DE MAXILAR

Pablo Garcías, en diálogo con El Patagónico, confirmó que ayer le dieron el alta médica después de permanecer dos días internado. Describió que está “dolorido y preocupado” porque tiene una fractura de maxilar.

Al enterarse que al presunto agresor le imputaron lesiones leves, Garcías adelantó que el lunes deben practicarle una tomografía para estudiar la lesión que tiene en el maxilar.

Respecto a Roberto García dijo: “no lo conozco, ese muchacho está alquilando hace poco ahí, en una casa que había estado abandonada. A todos los otros vecinos los conozco desde chiquito”, manifestó. Garcías recordó que el día de la tormenta el joven lo increpaba diciéndole que el ingreso de agua a las casas era culpa de él, y que le decía: ‘porque vos tenés que hacer algo’”.

“No sé porque se enojó, si los demás no se habían enojado, le habíamos dicho que se le iban a dar los bolsones de arena para contener el agua, pero este se sacó y se fue. Y después volvió y no lo vi cuando me golpeó”, describió. “El trabajo nuestro es gestionar, pero nosotros somos el primer fusible”, reflexionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico