El recital de los Rolling Stones que casi cuesta el matrimonio

La charla con el ex árbitro de fútbol Marcelo Gutiérrez sólo se interrumpió una sola vez. La conversación se interrumpe cuando comienza a sonar Miss You, de Rolling Stones en su celular. Lo saca del bolsillo, mira quién es y atiende para decir que llamará en diez minutos. "La música me apasiona, y el rock and roll me vuelve loco. A los Rolling Stone lo fui a ver dos veces. Cuando se hizo la gira Voodoo Lounge en 1995 fue la primera vez, estaba en Mar del Plata y casi me cuesta el matrimonio. Saqué la entrada y mi señora no sabía nada. Y la otra fue la anteúltima que vinieron al país. Esa vez saqué la entrada por internet en seis pagos. Al cuarto mes le dije a mi señora que tenía el ticket y que me iba a verlos de nuevo", reconoce sonriente.
Es uno de los privilegiados que ha visto a la legendaria banda de Mick Jagger, pero escucha todo tipo de música y hasta se anima a bailar folcklore.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico