El "trueque" vuelve a Comodoro como una opción frente a la crisis económica

Hoy se realizará un "trueque" en el barrio Quirno Costa donde se podrá intercambiar pañales por comida o un corte de cabello por un jean. La iniciativa buscará realizarse en diferentes barrios de esta ciudad.

Pese a los índices del INDEC que establecen que Comodoro Rivadavia es la tercera ciudad con menos pobres de la Argentina, una vieja práctica vuelve a utilizarse para escapar de la crisis económica que golpea a los ciudadanos. Será hoy, de 14 a 16, en la plaza del barrio Quirno Costa, ubicada en Lisandro de la Torre, entre Providencia y San Cayetano.

En ese espacio público se podrán intercambiar pañales por alimentos o cortes de pelo por ropa usada, entre otros.

En diálogo con El Patagónico, Soledad Chiguay, integrante del Movimiento Evita, explicó que la propuesta surgió de una reunión de mujeres donde se dejó en evidencia los diversos inconvenientes para llegar a fin de mes. “Muchas madres son solteras o que tienen muchos hijos y con los ingresos que tienen no les alcanza por eso decidimos armar un trueque para que pudieran tener sus cosas”, aseguró.

La convocatoria empezó mediante las redes sociales y despertó el interés de la comunidad. “Hoy nos llamaron muchos vecinos y tuvimos un montón de mensajes. Hay que ver la realidad de que ya no podemos ir todos los días al supermercado. Años atrás uno podía comprar mucha ropa y que te quedaban un montón de cosas que podías vender. Hoy es muy difícil vender y lo poco que podés vender lo tenés que hacer a muy bajo precio”, aseveró.

Asimismo, Chiguay manifestó que se permitirá ropa, alimentos y pañales pero estará prohibido llevar frutas y verduras ni que se venda comida elaborada porque “no queremos que se convierta en otra ‘Saladita”.

“Tampoco vamos a dejar que se metan los negocios del centro con sus bolsos porque los vecinos se estaban quejando. La idea es ir rotando por todos los barrios y que cada lugar en el que vamos quede el espacio en condiciones y no todo sucio”, agregó.

“Es un buen horario para que las mamás vengan después de dejar los niños en el colegio. Vamos a ver cómo nos va esta vez y si vemos que la gente responde seguiremos trabajando. La idea es que todos los barrios pueden tener su trueque”, indicó Chiguay.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico