El vicegobernador dijo que es falsa la denuncia de abuso sexual a su hija

En una conferencia de prensa vía Zoom limitada solo a un reducido grupo de medios periodísticos, el vicegobernador de Santa Cruz, Eugenio Quiroga, confirmó que se reintegra a sus funciones luego de haberse cumplido el plazo de la licencia especial que requirió para someterse a la justicia por una denuncia que pesaba en su contra.

Por primera vez admitió que se lo acusó de “presunto abuso sexual” a su hija menor de edad y consideró que la imputación no tuvo más valor que una mera “exposición policial”.

Además, resaltó que por el momento no tenía previsto iniciar acciones legales contra la vecina que presentó esa denuncia (una profesional psicóloga) ya que no le correspondía a él evaluar la intencionalidad de la imputación que se le hizo y lo que más le dolió fue “que menoscabaran a mi familia”.

“Les puedo decir que hay dos instancias: una en el fuero de Familia, donde ya no tengo restricciones ni limitación judicial de ningún tipo y en la instancia penal se hicieron las averiguaciones correspondientes y espero que prontamente tengamos una resolución definitiva”, expresó en la rueda de prensa virtual a la cual El Patagónico no fue invitado a participar

En ese contexto, Quiroga reveló que se trató de una exposición policial presentada por una persona a partir de un WhatsApp.

“Me notifique el 17 de abril a las diez de la mañana y rápidamente tomamos medidas, esas medidas fueron autoexcluirme de mi hogar. Lo que más me dolió es que trabajaron sobre algo tan bajo como es menoscabar a mi familia” puntualizó.

“Siempre he intentado mantenerla en bajo perfil y yo estoy en un cargo público y en la batalla política, pero es un espacio resguardado y guardado para mi intimidad. Ese daño que se generó es irreparable –sostuvo-, pero quiero decirles que el accionar que tuvimos poniéndonos a disposición como cualquier ciudadano que es denunciado”.

Más adelante lamentó que “una cuestión de salud” de una de sus hijas “haya sido tergiversada planteando escenario que no era cierto, pero cuando uno nada hizo nada teme”.

“Por una cuestión legal no puedo decir más de la salud de mi nena”, aclaró, indicando que a su entender “esto es una consecuencia que algo para nosotros como familia fue una tragedia, para los chicos la pérdida de su mamá y para mí la pérdida de mi mujer” y la denuncia “nos llevó de nuevo a ese estado”.

“Se trató de una exposición policial – reiteró- que hizo una vecina argumentando a partir de un WhatsApp el abuso de mi persona hacia una de mis hijas”.

“Ustedes saben que nuestro gobierno insta muchas veces a ser responsables y que, si se enteran de algún delito de este tipo, hay que denunciarlo. Lo que yo planteo es que tiene que hacerse con responsabilidad viendo las consecuencias”.

“Si quisieron ayudar a una de mis hijas, todo lo contrario, la perjudicaron y eso es realmente doloroso. De la intencionalidad no me corresponde a mi evaluar”, analizó, descartando por ahora iniciar acciones legales contra la denunciante, pese a que realizó “una imputación falsa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico