Elevaron a juicio la causa por el homicidio de Nogales

A pedido de la Fiscalía, la jueza Daniela Arcuri resolvió mantener la calificación de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", en calidad de "autor" para Marcelo Almonacid y de "partícipe secundaria" para Cyntia Cárcamo. El defensor de ambos había solicitado un cambio de calificación y el sobreseimiento de los imputados, lo que fue rechazado por la magistrada. También resolvió mantener la prisión preventiva de Almonacid hasta el 1 de octubre.

Con el mantenimiento de la medida de prisión preventiva que pesa sobre el imputado Marcelo Almonacid y medidas sustitutivas para su compañera de causa Cyntia Cárcamo y la elevación de la causa a debate oral y público, concluyó ayer por la mañana la audiencia preliminar a juicio por el homicidio de Sebastián Nogales, ocurrido el 19 de agosto de 2017.

El defensor planteó como cuestiones previas que Almonacid no fue el autor de los disparos y pidió que se readecúe la calificación jurídica por una más benigna. Mientras el funcionaria de fiscalía pidió se mantenga la calificación de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de “autor” para Almonacid y de “partícipe secundaria” para Cárcamo.

La audiencia preliminar fue presidida por la jueza Daniela Arcuri. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la funcionaria de Fiscalía, Eve Ponce. Mientras, la defensa de los imputados Almonacid y Cárcamo fue ejercida por el abogado particular Guillermo Iglesias.

Como cuestiones previas el defensor planteó que en su hipótesis del caso que Almonacid no fue el autor de los disparos y que respecto de Cárcamo no corresponde la calificación legal de partícipe secundaria ya que “no se pude presumir que ha colaborado en un homicidio”. Solicitó así que se readecue su imputación a “lesiones leves con arma de fuego” y pidió su sobreseimiento.

En contraposición la funcionaria de Fiscalía sostuvo las calificaciones legales para ambos imputados, como autor para Almonacid y partícipe secundaria para Cárcamo a partir de la prueba recolectada y plasmada en la pieza acusatoria.

Señaló que existe una testigo que declara que conoce a ambos imputados y que refiere que quien disparó hacia Nogales fue Almonacid. A su vez registros de cámaras de video evidencian la colaboración de Cárcamo hacia Almonacid para lograr su impunidad.

La funcionaria fiscal planteó que de esa manera se infiere de toda la prueba que claramente Cárcamo tenía conocimiento de lo que iba a pasar.

Respecto de las cuestiones preliminares, la jueza resolvió que las evidencias colectadas por el Ministerio Público Fiscal son más que suficientes para que se ventile y se discuta la calificación legal del caso en juicio.

Existen videos en la investigación donde se ve la espera por parte del conductor de un vehículo, conducido por Cárcamo, en inmediaciones de donde se produce el homicidio y que luego retiró al autor del lugar.

A entender de la jueza, “existió un aporte y una colaboración inter-criminis” por lo cual resolvió mantener la calificación legal escogida por la Fiscalía. Asimismo rechazó el planteo de sobreseimiento de Cárcamo por parte de su defensor.

ACUSACION

Luego se realizó el ofrecimiento de prueba documental y testimonial del caso, con 34 testigos a partir del crimen registrado el 19 de agosto de 2017, alrededor de las 4:30, cuando Nogales dejó junto a dos personas el bar “Luc Joa”.

Según la acusación fiscal, detrás de ellos se retiró Almonacid y otra persona todavía no identificada que se dirigieron a un Volkswagen Gol de color gris estacionado en las cercanías. Cárcamo esperó a los agresores dentro del Gol.

Almonacid tomó un arma y disparó en seis oportunidades en contra de la humanidad de Nogales. Cuatro de ellos impactaron en la víctima. Los agresores huyeron corriendo y subieron al automóvil conducido por Cárcamo.

La Fiscalía calificó provisoriamente el caso como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de “autor” para Almonacid y de “partícipe secundaria” para Cárcamo.

La funcionaria requirió la elevación a juicio de la causa y el mantenimiento de la prisión preventiva que viene cumpliendo Almonacid y de las medidas sustitutivas para Cárcamo hasta el 1 de octubre de este año.

El defensor no se opuso a ello presentando por su parte prueba testimonial.

Finalmente la jueza resolvió elevar la causa a juicio oral y público bajo el hecho y la calificación legal propuesta por la fiscalía en su acusación. También resolvió mantener la prisión preventiva de Almonacid y las medidas sustitutivas de Cárcamo hasta el 1 de octubre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico