En audiencia pública se discutió el aumento de la tarifa del transporte

Se realizó la audiencia pública por el incremento de la tarifa de transporte público. Además de una decena de oradores, tuvieron la palabra los gerentes de las empresas de transporte y expusieron el argumento del aumento desde la Municipalidad y el Ente de Control de los Servicios Públicos

Con la presencia del viceintendente Juan Pablo Luque; el secretario de Gobierno, Máximo Naumann; su par de Economía, Germán Issa Pfister; el subsecretario de Control Operativo, Ricardo Murcia; el presidente del Ente de Control, Luis Ferrero; señores concejales y vecinos de la ciudad, se concretó la audiencia pública en instalaciones del Concejo Deliberante.

En primer término, se le dio la palabra a los gerentes de Patagonia Argentina y Diadema Argentina, Jorge Moreno, quien explicó que la estructura de costos de la empresa tiene una incidencia del 4.7% en combustible y más del 60% en mano de obra; compra de unidades supeditadas a la fluctuación por el valor del dólar. Esto debe ser cubierto por el pago del boleto o compensaciones de los diversos subsidios. La deuda de provincia supera el 45% del costo operativo de la empresa, y hay Peligro de zozobrar en este momento del servicio”. Además advirtió que comparado a otros servicios públicos, “no es por consumo, porque el servicio se da igual desde las 5 am hasta 0:30 am hay servicio, haya o no pasajeros”. En números, detalló que Patagonia cuenta con 360 empleados, con 35 mil kilómetros mensuales de recorrido, 128 unidades de 10 frecuencias diarias, es decir, 1280 frecuencias diarias que pasan por San Martin y Güemes. A su vez, Moreno contrastó el aumento de los costos con un notable descenso en la cantidad de pasajeros: “En el último mes se han patentado en Comodoro 659 vehículos (3700 en lo que va del año) y hay 25 kilómetros de recorrido hasta Caleta Córdova. Conlleva a un permanente análisis sobre los costos y valores”.

Los valores del boleto urbano de Patagonia Argentina serían de $16,50 en julio; $19 en octubre y $22 en enero.

Por su parte, desde Diadema Argentina, Ricardo Blanco advirtió que “hay muchos factores que llevaron a esta situación. El costo no puede ser cubierto con el pago de cada usuario sin sacrificar otras cuestiones básicas. Lo hacen deficitario otros aspectos también. Al valor de la tarifa, escasa relación entre la cantidad de transportados y los kilómetros recorridos”. Además catalogó el aumento como escaso: “Para nuestro caso, la tarifa nueva va de $22 a $29 pesos y no alcanza este 30% para cubrir la inflación. Hay otras causas propias del servicio: el gasoil es cubierto solo en un 50% por el subsidio. La provincia nos debe más de 1.3 millones de pesos. El margen de utilidad empresaria es de solo un 6%. Esta tarifa no trae soluciones al transporte, solo un paliativo que aceptaremos”.

El secretario de Gobierno Máximo Naumann expuso los argumentos del Poder Ejecutivo para solicitar este aumento con el objetivo de reducir el nivel de subsidios que se ha incrementado notoriamente en los últimos meses.

“Este municipio fue absorbiendo los 10 millones de pesos de incremento con mucho esfuerzo. La estructura de costos dividido la cantidad de boletos vendidos da el valor real del boleto, que pasó de 20 pesos en enero a 27 pesos. Es decir que el municipio hoy paga más del 50% del valor”, aseguró Naumann, al punto que puso en valor la decisión del intendente de “mantener el subsidio a 50%, por eso lo llevamos a $16 cuando se hablaba de llevarlo a 18 o 19 pesos desde enero pasado, teniendo en cuenta los aumentos mensuales de combustible y los aumentos salariales. Es una definición política seguir absorbiendo el subsidio: el municipio va a aportar este año 120 millones de pesos para mantener las tarifas”. “Neuquén aporta solo 20 millones a su boleto”, dijo a modo de ejemplo comparativo.

Por su parte, el subsecretario de Control Operativo, Ricardo Murcia, demostró el incremento en la estructura de costos del año 2018 respecto del 2017: antes $30.819.689,86 y ahora 41.797.976,22. “Esto significa que hay un incremento de 10 millones, el incremento total de la estructura es del 35,62% donde vemos cada uno de los rubros que se fueron incrementando, por ejemplo el combustible aumentó 14,37%, el sueldo de los choferes aumentó un 41,92%, el sueldo en administración aumentó un 17,43%. El seguro de la unidad aumentó 171%, las comisiones del sistema SUBE aumentaron 111,76%, todos estos incrementos son los que no puede regular el municipio de Comodoro Rivadavia”.

Además, agregó que “el subsidio provincial tiene siempre el mismo valor que en 2009. El subsidio provincial sigue congelado y el subsidio nacional está pronosticado que va a bajar. A fin de año, el subsidio municipal llegaría a 114 millones contra los 55 millones de 2017”.

Desde el Ente de Control, Luis Ferrero reconoció que “el precio del servicio ha ido evolucionando debido a la evolución del costo y esto terminaría teniendo un impacto en el boleto o el subsidio municipal, o una combinación de ambos como se resolvería”. Esto fue constatado con datos similares a los aportados por el Municipio en cuanto a porcentajes e incidencias.

El presidente del Ente realizó una comparación con otras ciudades (tres de la Patagonia y una provincia del norte para argumentar que “los valores que se están manejando para el incremento del boleto están en un orden de magnitud lógico”: Bariloche y Río Gallegos $19; Neuquen $18; Córdoba $15,18.

Otro dato complementario al análisis es que la “cobertura por venta del servicio antes era del 50%. SI eso se hubiera mantenido, el subsidio hubiese sido de 2 millones y no de 10 como pasó”.

Más allá del análisis técnico, el Ente de Control también expuso una visión desde las necesidades del servicio para la comunidad: “Hay que seguir apostando a la calidad y mejora del servicio, para que más usuarios opten por el transporte público por la gran cantidad de tráfico actual. También reclamar la resolución del TEG a nivel provincial”.

En otro orden, Ferrero también manifestó la necesidad de una aplicación para el control de los organismos y los propios ciudadanos: “Una app para monitoreo y control de flota, con aplicación para smartphone que puedan usar los usuarios para controlar horarios y frecuencias”; como así también mejorar en gestiones respecto a “la nominación de tarjetas SUBE, implementación de un boleto combinado; colectivos inclusivos y con lugares especiales personas con obesidad (ordenanza vigente); y mejorar la captación de quejar de los usuarios, además de mantener servicios mínimos durante las medidas de fuerza”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico