En la Comisaría Laprida habilitan calabozos para contravenciones

La Unidad Regional de Policía de Comodoro Rivadavia dispuso de la Comisaría de Laprida, como lugar para la detención de personas que deban cumplir condena por contravenciones.

A partir de la puesta en marcha del Código de Convivencia Ciudadana en Chubut, y ante el panorama descripto por la Defensa Pública de que en Comodoro Rivadavia no había lugares de detención para detenidos por contravenciones, ya que el sistema carcelario de la ciudad estaba saturado, desde la Unidad Regional de Policía dispusieron los calabozos de la comisaría de Laprida para este tipo de detenidos.

Esto ha sido confirmado por el jefe de la Unidad Regional, Juan Cruz Campos y el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez. En Comodoro Rivadavia hay casi 200 detenidos según informaron desde la Unidad Regional de Policía, alojados en la Alcaidía Policial y en las distintas comisarías. Explicaron que la comisaría de Laprida tendrá calabozos especiales para los contraventores, en donde no tendrán contacto con los detenidos o procesados por causas penales.

La situación de la falta de lugares de detención para contraventores, había sido expuesta cuando la jueza de Paz, Verónica Pedrotti condenó a un hombre a tres días de prisión efectiva por hostigamiento sexual ya que las instituciones deportivas en las que se proponía llevar a cabo la pena de trabajo comunitario se habían negado a recibirlo.

Esa resolución finalmente fue apelada por la Defensa Pública, en cabeza de la funcionaria Luciana Risso y de esa manera ahora un juez penal de garantías debe resolver.

La defensa solicitó la nulidad de la sentencia y su absolución, ya que el derecho de defensa impone al juez juzgar de acuerdo al alcance que fija la acusación y cualquier intento por superar esa pretensión, incurre en un ejercicio jurisdiccional de extralimitación.

Risso argumentó la violación al principio de congruencia en donde ningún juez puede imponer una pena que no haya sido propuesta por el Ministerio Público Fiscal. En este caso la Fiscalía había solicitado condenar al hombre a trabajos comunitarios, y la jueza ante la imposibilidad de que los lugares propuestos reciban al hombre para hacer efectivos los trabajos comunitarios impuso los tres días de prisión efectiva. Esa sentencia entonces ahora deberá ser revisada por un juez penal de garantías.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico