Encontraron sin vida a un joven con un balazo en su ojo

La madre de la víctima halló el cuerpo en una de las habitaciones de una vivienda del barrio Comercio III. Fue identificado como Martín Vera, de 27 años. Investiga la Fiscalía.

Sobre las 13.30 de ayer en el interior de la casa Nº 7 del barrio Comercio III de Puerto Madryn, se encontró a un joven de 27 años sin vida y con un disparo de arma de fuego en su ojo derecho.

La trágica escena fue detectada por la madre de la víctima que concurrió a la vivienda ubicada en la colectora de la avenida del Trabajo, para dialogar con su hijo que hacía días no mantenía contacto.

Una vez en el interior de la casa se encontró con el joven boca arriba, en el piso, en un lugar donde hacía las veces de dormitorio y comedor. En el lugar trabaja la Fiscalía local, personal de Criminalística y el médico policial.

En la misma vivienda, el sábado 26 de mayo se había encontrado sin vida a su hermano que sufrió una infección generalizada, producto de que no realizó las curaciones en una de sus piernas, donde había sido herido.

Los investigadores no descartan ninguna hipótesis aunque no se pudo dar con el arma utilizada para producir el disparo. Esto acrecentaría las posibilidades de tratarse de un hecho de sangre violento. Los vecinos no pudieron aportar datos relacionados a ruidos extraños que pudieran haberse oído en los minutos previos a sucedido el desenlace.

El comisario inspector Víctor Urrutia, jefe de la Comisaría Segunda, explicó que “tomamos conocimiento del hecho por parte de la madre” aunque el occiso “vivía solo en el domicilio”. Los primeros datos dan cuenta de una muerte reciente del joven dado que no se encontraron elementos que indicasen que se estaba ante un cuadro de varios días de fallecido.

El jefe policial confirmó que la víctima “es de apellido Vera, de 27 años de edad”, acotando que “no tenemos la información precisa si tenía antecedentes. Recientemente no tiene registros en la Seccional Segunda”.

En la escena donde apareció el cuerpo no hay un arma de fuego aunque se procedió a la inspección de todo el domicilio para intentar encontrar un elemento relacionado al hecho. Por otra parte, el jefe de la Comisaría Segunda confirmó que en la misma vivienda semanas atrás se encontró sin vida a su hermano que presentaba una herida de arma blanca en sus piernas y que no se realizó las curaciones estipuladas por el médico provocándole la muerte a raíz de una infección generalizada.

En este caso, el cuerpo sin vida se encontró “en el living comedor”, dijo Urrutia aunque aclaró que “ahí tiene instalada las camas y la mesa donde comían”, agregando que Vera “estaba sobre el suelo y boca arriba”.

En las primeras testimoniales recabadas entre los vecinos no pudieron aportar elementos para la investigación porque no escucharon elementos que pudieran esclarecer lo sucedido ya que no escucharon ningún ruido anormal en la franja horaria previa a la aparición sin vida del hombre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico