Está en Madryn el crucero que no dejó bajar a los argentinos en Malvinas

Con más de 3.200 pasajeros a bordo, llegó a Puerto Madryn por quinta vez en la temporada el crucero cuyo capitán impidió a 800 argentinos bajar a tierra en las islas Malvinas, lo cual generó múltiples repudios.

El Gobierno de la Provincia, a través de la Administración Portuaria de Puerto Madryn (APPM), informó que este miércoles por la mañana amarró sobre el lado sur del Muelle Comandante Luis Piedra Buena el crucero Norwegian Star.

En esta oportunidad, llegó a la ciudad del golfo transportando 2.285 pasajeros y 967 tripulantes a bordo. Viene de recalar en el puerto uruguayo de Montevideo y prevé permanecer en la zona hasta las 17 horas de hoy.

Se trata del mismo crucero que trasladaba a cientos de argentinos y no desembarcó como estaba previsto en las Islas Malvinas. Los pasajeros tenían en mente visitar el Cementerio de Darwin y homenajear a los soldados caídos.

El gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, repudió este lunes dicho incidente que sufrieron el pasado 1 de febrero 800 argentinos que viajaban a bordo del crucero Norwegian Pearl, a los que se les impidió desembarcar en las Islas Malvinas para visitar el Cementerio de Darwin y homenajear a los soldados fallecidos durante la guerra con Gran Bretaña de 1982.

El hecho fue revelado días atrás por la abogada Elizabeth Márquez, presidenta de la Asociación Civil Conciencia en Unión Vida y Verdad, quien iba a bordo de la embarcación e hizo público lo ocurrido por medio de una carta abierta enviada a la prensa.

Según contó Márquez, el barco tenía previsto llegar a las islas el 1 de febrero bien temprano y volver zarpar cerca de las 16:00. En ese lapso, el contingente se trasladaría al Cementerio de Darwin, donde pondrían 260 cruces hechas por familias argentinas para "honrar a los hijos de esta tierra caídos" durante el conflicto bélico.

El día anterior, sin embargo, el capitán del crucero, Luigi Gentile, comunicó por altoparlantes que había decidido cancelar la parada prevista en Malvinas "porque las condiciones climáticas no serían favorables para el desembarco", lo cual posteriormente se comprobaría no era cierto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico