Evoluciona favorablemente el bebé abusado y golpeado: "está estable y lúcido"

El bebé de siete meses que fue abusado y golpeado de forma brutal en el barrio LU4 aún se encuentra internado en la terapia intensiva pediátrica del Hospital Regional pero este martes sería trasladado a una sala común. "Está estable, lúcido y en condiciones de salir de la terapia" comunicaron desde la dirección del nosocomio.

El bebé de siete meses que fue abusado y golpeado de forma brutal en el barrio LU4 de Comodoro Rivadavia, evoluciona favorablemente, confirmó Miryám Monasterolo, desde la Dirección del Hospital Regional a El Patagónico.

Ya le sacaron el respirador artificial, está bien, estable, lúcido y en condiciones de salir de la terapia a sala común” expresó Monasterolo.

El pequeño desde el pasado martes permanece internado en la terapia intensiva pediátrica del Hospital Regional, cuando fue trasladado al centro asistencial con graves lesiones en su cráneo y distintas partes del cuerpo. “El domingo empezó su mejoría y ayer ya le sacaron el respirador (artificial) y hoy sería reubicado en una sala común”.

COMO SIGUE EL CASO

La jueza Mariel Suárez, a pedido de la Fiscalía, le dictó dos meses de prisión preventiva a A.E.O. y formalizó la investigación preparatoria por presuntas lesiones graves, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido contra un menor de 18 años, agravado aprovechando la situación de convivencia.

La fiscal informó que la violación del bebé ocurrió entre el 20 y 21 de marzo cuando quedó al cuidado del sospechoso, quien le habría introducido un objeto sin filo que le provocó lesiones anales. El niño tiene parálisis facial a raíz de una fractura de cráneo y una contusión cerebral que se le produjo seis días después. Presenta edema pulmonar y tiene una costilla con múltiples fracturas. Se investiga si la mujer encubrió el delito o si es víctima del sometimiento del presunto autor.

La magistrada dio a la Fiscalía seis meses de plazo para culminar la investigación y le dictó al imputado dos meses de prisión preventiva por los peligros de fuga y entorpecimiento, tal cual planteó la fiscal Verona Dagotto.

En el inicio de la audiencia, la defensora Lilián Borquez solicitó a El Patagónico y a un medio digital presente en la sala -los únicos que cubrieron el acto judicial- que no trasciendan las identidades del bebé y del hijo del imputado, audios en los que se los nombre y fotografías del presunto autor por el principio de inocencia que rige a su favor hasta que se demuestre lo contrario y así evitar que sea estigmatizado.

La Fiscalía tuvo que modificar la carátula provisoria del caso antes del inicio de la audiencia ya que los médicos informaron que el bebé tiene lesiones en su recto que datan de una semana atrás. De esa forma, la fiscal Dagotto, imputó a A.E.O. por presuntas lesiones graves en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido contra una menor de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente, separando en dos hechos.

Dagotto explicó que el abuso habría sido cometido entre el 20 y 21 de marzo cuando el sospechoso se encontraba al cuidado del bebé en el departamento del barrio LU4 donde convivía con la madre del pequeño.

Allí le habría introducido en el ano un objeto romo que aún no se ha podido identificar, pero que le produjo al bebé un edema perianal, dilatación del orificio anal, equimosis, edematización del recto y pequeñas fisuras anales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico