Formalizan la causa contra el imputado de golpear a un jubilado mal estacionado

Alfredo Aued fue sometido ayer a la audiencia de formalización de la investigación por las lesiones leves que sufrió Joaquín De Brito. Este último es el adulto mayor que el 26 de junio de 2018 fue golpeado por haberse estacionado sobre la salida de un garaje. El video de la agresión, captado por una cámara de seguridad, se "viralizó" días después a través de las redes sociales. El imputado declaró ante la jueza Mónica García, luego de que la magistrada designada en la causa, Daniela Arcuri, se excusó de intervenir porque la defensora del denunciado es su amiga desde hace varios años.

La funcionaria de fiscalía María Inés Bartels, formalizó ayer la investigación por lesiones leves contra Alfredo Aued, de profesión administrador de empresas. Es por la agresión que sufrió Joaquín De Brito, el jubilado de la Justicia que fue golpeado el 26 de junio en la vereda de Roca y Chile, por haberse estacionado sobre la salida de un garaje.

Aued quien fue asistido por la abogada María Sotomayor, declaró ante la jueza Mónica García quien preguntó primero a las partes si veían algún inconveniente en que siguiera entendiendo en el caso, ya que conocía a Joaquín De Brito por el trabajo que ella antes desarrolló como fiscal en la Oficina Judicial, pero aclaró que no los unía ninguna relación de amistad. Es que antes la jueza penal Daniela Arcuri se había excusado de tomar el caso, porque tenía una relación de amistad con la defensora del imputado.

Bartels dio detalles de la agresión ocurrida el 26 de junio en la avenida Roca al 300 en donde, según la imputación de la funcionaria fiscal, Aued ingresó a la sucursal de la farmacia Social que se encuentra en ese sector y preguntó de quién era la camioneta de color negro estacionada a la salida de un garaje. Le dijo: “sacala ya, que está mal estacionada”.

Cuando De Brito salió de la farmacia, Aued le exigió: “Saca la camioneta ya” y según relató Bartels, le aplicó un golpe en el rostro al anciano, que le ocasionó lesiones leves, indica el informe del médico forense.

Ayer la Fiscalía solicitó el plazo de ley de seis meses para culminar la investigación y detalló las pruebas que sumará, como la denuncia penal, las declaraciones de testigos, las cámaras de seguridad de la farmacia, la declaración de la esposa de la víctima, fotografías de la curaciones a De Brito, y el informe del forense.

Las lesiones leves según informó Bartels tienen una expectativa de pena de un mes a un año, por lo que la condena sería de libertad condicional ya que el imputado a la vez carece de antecedentes penales, por lo que no solicitó ninguna medida privativa de la libertad.

Aued declaró y reconoció que reaccionó mal, pero dijo que nunca se había dirigido de mala manera a De Brito porque él era “una persona educada”. También comentó que aún continúa sufriendo la interrupción del ingreso a su cochera por parte de automovilistas que estacionan en ese lugar y que nunca antes había reaccionado de mala manera, que incluso no tiene antecedentes, ni infracciones de tránsito.

Ante la consulta de su abogada, dijo que la esposa de De Brito le había pegado un cachetazo en el rostro.

La víctima dijo que Aued había tenido mucho tiempo para disculparse y que no lo había hecho. “Estaba escondido” dijo el jubilado víctima de la agresión. Y sostuvo que el imputado estaba mintiendo en su relato, porque además de golpearlo en el rostro, le pegó en el suelo.

La jueza García formalizó la investigación y dio el plazo de ley para investigar, pero también instó a las partes a presentar en un mes una propuesta para una solución alternativa al conflicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico