García Cuerva acompañó la procesión por San Juan Bosco

El obispo de la diócesis de Río Gallegos, monseñor Jorge García Cuerva, fue uno de los cientos de fieles católicos que en la tarde de este martes protagonizaron por las calles de Caleta Olivia, una bulliciosa procesión en homenaje a San Juan Bosco, patrono de la Patagonia, quien naciera en Turín (Italia).

Precisamente hoy se cumplieron 207 años del natalicio de una de las figuras más veneradas en el ámbito religioso, cuyo nombre en italiano era Giovanni Melchiorre Bosco.

Además de ser un sacerdote canonizado en 1934, fue escritor e educador, habiendo fundado varias instituciones que persistieron en el tiempo y se proyectaron a nuestra región, como ser la Congregación Salesiana, el Oratorio Salesiano y la Asociación de María Auxiliadora.

BOSCO2.JPG

Dedicó gran parte de su misión pastoral a los niños, niñas y jóvenes y por ello en la caminata de este martes que se inició en la Plaza 20 de Noviembre y finalizó en el Instituto Spínola con una misa, hubo una gran participación de menores.

En ese marco de júbilo, el obispo de la diócesis que comprende a Santa Cruz y Tierra del Fuego, resaltó uno de los principales mensajes que transmitió Don Bosco a sus discípulos, cual fue el de ayudar a los jóvenes sobre todo a aquellos que sufren pobreza, falta de educación y otras dificultades que se van sucediendo en diferentes épocas, como hoy es el caso de la drogadicción.

“El desafío que tenemos por delante es enorme y debemos recordar que Don Bosco (una manera habitual de llamarlo) quería que los salesianos tuvieran una gran presencia en la Patagonia y cumplieran con una abnegada misión evangelizadora”, puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico