Gastó 15 mil dólares para parecerse a un personaje de Dragon Ball

Un fanático del animé Dragon Ball gastó 15 mil dólares en tres años para transformarse en Trunks, el hijo del príncipe saiyajin Vegeta. Conocé su historia.

De chico Julian Louw era un muchacho flaquito y algo retraído, el blanco perfecto para las cargadas en el colegio. Era un "soñador", como se define hoy, y eso le costó muchas burlas.

En aquellos tiempos su escape del bullying y la violencia fue con una serie animada que todavía hoy tiene fanáticos por todo el mundo Dragon Ball. Su amor por estos dibujitos japoneses fue tal que, ya como adulto, puso todo lo necesario para ser exactamente igual a uno de sus personajes.

Pasó tres años de entrenamiento duro y gastó 15 mil dólares para ser la versión humana de Trunks, uno de los guerreros de la ficción para chicos. Nació en Sudáfrica pero actualmente vive en Los Ángeles donde se convirtió en una especie de celebridad para el mundo cosplay (aquellos que se disfrazan de personajes animados).

"Dragon Ball Z es uno de los más intensos y profundos dibujos animados que vi en mi vida. Cuando la gente me ve vestido como Trunks se sorprende muchísimo. Amo eso absolutamente", le contó a The Sun este actor y bailarín que trabaja como doble de riesgo y sueña con tener sus propios papeles. Además es invitado a todos los estrenos de cine relacionados a la temática y no falta nunca a las convenciones estilo Comic on.

"Cuando estoy vestido como Trunks me siento poderoso y muy carismático. Me siento cool y relajado. Me siento listo para entretener al público y hacerlo sorprender y sonreír", concluyó Julian que ya dejó atrás esa sufrida infancia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico