Gatillo fácil: la policía mató a una joven de 17 años

"Mirame bien a la cara, yo soy el que le metió el cuetazo a tu hermana", le dijo el oficial que disparó a la hermana de la víctima que era madre de una nena de una de dos años y un bebé de un mes. Hay ocho agentes separados.

Un nuevo caso de gatillo fácil genera conmoción en el país. Esta vez fue en Santiago del Estero, donde una adolescente de 17 años recibió un disparo en la cabeza por parte de la policía durante un confuso operativo. La víctima se llama Silvia Maldonado y murió esta madrugada en el Hospital Regional Ramón Carrillo. Era madre de una nena de 2 y de un bebé de un mes.

Todo ocurrió el domingo pasado en el barrio Gas del Estado de la capital provincial en medio de un enfrentamiento entre efectivos policiales y vecinos.

Por el hecho, ocho uniformados fueron aprehendidos. "Siete que estuvieron allí y otro que llevó a cabo el procedimiento. Se entiende que no actuaron como corresponde", dijo este martes Luis De La Rúa, fiscal general de esa provincia.

El principal sospechoso del crimen es el cabo 1° José Abraham, quien está detenido y habría confesado ser el autor.

"Vamos a tener que esperar las pericias de gendarmería. Hemos hecho intervenir a la Gendarmería porque el supuesto autor es un efectivo policial y así garantizamos la transparencia", señaló el fiscal De la Rúa.

En tanto, la hermana de la víctima aseguró que el oficial que le disparó en la frente a Silvia, le dijo: "Mirame bien a la cara, yo soy el que le metió el 'cuetazo' a tu hermana".

"La policía anduvo desde temprano en la zona, ya que a un vecino le habían robado una amoladora. A la noche, llegaron a mi casa, ubicada en calle Teodoro Fells al 1800 y fueron atendidos por Silvia, quien les pidió que les muestren la orden de allanamiento", relató la joven, al contar cómo se desató la situación.

Según consignó el diario El Liberal, la solicitud ofuscó a los policías quienes la habrían tomado de los pelos. "Cuando los vecinos tiraron los ladrillos, ellos sacaron sus armas y dispararon. Todo fue muy violento. El policía que le disparó me dijo: ‘mirame bien a la cara, yo soy el que le metió el ‘cuetazo’ a tu hermana".

"Ellos la han agarrado de los pelos y mis vecinos para defenderla comenzaron a tirar ladrillazos", agregó Paola Morales, la madre de la menor que anoche recibió un disparo en la frente en un confuso episodio que tuvo lugar en el barrio Gas del Estado.

Todos coincidieron en que fue un procedimiento muy violento y que los policías no dudaron en sacar sus armas reglamentarias.

Tras el episodio, la víctima estuvo internada unas horas con muerte cerebral. El lunes los vecinos se manifestaron frente a la comisaría local para pedir justicia. Hubo destrozos y quemadura gomas. Algunos amenazaron con incendiar la dependencia policial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico