Gerardo Martínez pide "barajar y dar de nuevo" en la conducción de la CGT

El sindicalista de la construcción pide que se realice un "congreso normalizador" donde se defina un nuevo liderazgo de la Confederación General del Trabajo que hoy conducen Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña. No quiso polemizar con Pablo Moyano, quien calificó de "cagones" a los dirigentes gremiales que no se plegaron a la movilización del miércoles en Plaza de Mayo, donde Camioneros y otras organizaciones protestaron contra las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri que perjudican a los trabajadores.

El secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Gerardo Martínez, consideró ayer que el triunvirato de conducción de la CGT “cumplió una etapa” y pidió “barajar y dar de nuevo” para que en un “congreso normalizador” se defina un nuevo liderazgo de la central obrera que hoy conducen Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña.

“Esta conducción cumplió una etapa”, sentenció el líder del gremio de los albañiles.

Asimismo afirmó: “la idea, dentro de las organizaciones que conformamos la CGT es tratar de, sobre el diálogo y la tolerancia, convocar a un congreso normalizador para dentro de unos meses, porque pensamos que el ciclo del triunvirato hace necesario barajar y dar de nuevo”.

Consultado sobre los dichos de Pablo Moyano, quien calificó de “cagones” a los dirigentes gremiales que decidieron no plegarse a la marcha que el miércoles encabezó el sindicato de los camioneros, Martínez no quiso entrar en polémicas.

“Respeto y quiero mucho a Pablo”, dijo el titular de la UOCRA, uno de los gremios que no participó de la marcha que se cerró con un discurso de Hugo Moyano.

“Somos respetuosos de las acciones determinadas por el gremio de camioneros”, sostuvo Martínez quien aclaró: “no hubo consenso en los distintos sectores que confluimos en la CGT” para acompañar la movilización.

No obstante, subrayó: “la protesta por la protesta no tiene sentido si no va acompañada de una propuesta y una mesa de diálogo”.

En tanto, el dirigente no descartó incluir en el nuevo armado cegetista a movimientos sociales, como la CTEP.

“El movimiento sindical estructurado, regularizado, tiene que asumir un compromiso solidario con los compañeros que quieren trabajar y no consiguen trabajo. (Hay que) tener una alianza estratégica con ellos. No puede haber un movimiento sindical que sólo plantee la defensa de aquellos que tienen trabajo regularmente”, aseveró.

Ante la consulta sobre un acuerdo en la paritaria de la UOCRA establecido en un 15 por ciento de aumento sin cláusula gatillo, Martínez señaló: “lo que estoy cerrando es lo que habíamos pactado en 2017”.

“Nunca puse cláusula gatillo. Se habla que, de acuerdo a la situación macroeconómica, nos volveremos a reunir. La cláusula gatillo me parece un cliché utilizado periodísticamente. Lo que sí figura es la sensatez de que si esto firmado como base no se da, dentro de cinco o seis meses nos volvemos a reunir y actualizamos los valores sobre la base del costo de vida”, explicó sobre la negociación paritaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico