Gobiernos municipales piden esclarecer muerte de John

El ciudadano de 62 años fue asesinado de un disparo en la cabeza el último jueves por integrantes del GEOP. Era un hombre con problemas psiquiátricos que estaba armado.

“Expresamos nuestra preocupación desde los gobiernos locales de Lago Puelo y El Hoyo por los hechos ocurridos en el Paraje Las Golondrinas durante un operativo policial que terminó con el fallecimiento de Martín Alejandro ‘Tino’ John, un vecino conocido de la zona. Nos consta que Tino padecía de trastornos psiquiátricos, que estaba medicado y la familia intentaba contenerlo”, señalaron autoridades municipales de Lago Puelo y El Hoyo, localidades donde hay inquietud por la forma en que actuó la policía para contener la situación.

“El accionar de las fuerzas policiales, bajo las órdenes del fiscal y/o el juez a cargo, deben respetar los protocolos existentes para casos complejos con personas psiquiátricas resguardando primordialmente la vida y la seguridad”, añadieron con respecto al resultado del operativo que terminó con John muerto de un disparo en la cabeza.

“Observamos que existen dudas muy graves sobre estos hechos y entendemos que es urgente y necesario que se brinde información oficial a la familia y a la comunidad”, indica el documento suscripto por el secretario de Gobierno de El Hoyo, Martín Costa, y el viceintendente de Lago Puelo, Alejandro Marques.

LAS DUDAS

Las denuncias de los vecinos apuntan contra las hipótesis lanzadas por algunos medios de comunicación y una versión policial que deja muchas dudas. Un vecino de la localidad, quien conoció a “Tino” John, habló bajo reserva de identidad con El Extremo Sur y señaló que se trató de una "extrema irresponsabilidad por parte de quienes tenían la misión de cuidar a los vecinos y a la víctima".

"Era un vecino enfermo, había tenido un brote y estaba desbordado", señaló. "Todo el mundo sabía que tenía problemas psicológicos; el hecho de que haya venido un grupo especial de la Policía a solucionar el problema y que le haya pegado un tiro en la cabeza es una atrocidad", agregó.

El vecino de Lago Puelo comentó que en lugar de acudir a un negociador o psicólogo el grupo GEOP desplegó un operativo que incluyó bombas de estruendo y de humo, lo que intensificó la crisis de John.

Describió a la víctima como "una excelente persona, un deportista de primera y un amigo impresionante". Destacó que jamás presenció actitudes agresivas, aunque tanto él como su círculo sabían que había desarrollado problemas psicológicos los últimos años.

"Aplicaron un rifle sanitario en un enfermo psicológico: es atroz", sentenció. Sostuvo que toda la comunidad está horrorizada, a la espera de que se esclarezca la Investigación y se juzgue el accionar policial.

Es por ello que el fin de semana se solicitó públicamente que las circunstancias de la muerte sean investigadas por organismos nacionales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico