Habrá más establecimientos y las filas se harán en la calle

El objetivo es que los protocolos sanitarios eviten que las elecciones se conviertan en un foco de contagio. No se tomará la temperatura al ingresar para asegurar que todos tengan el derecho al voto.

Con la media sanción de la Cámara de Diputados ahora el Senado deberá aprobar el proyecto de ley que modifica la fecha de las elecciones de este año y retrasa las PASO para el 12 de septiembre y las generales para el 14 de noviembre. Con el apoyo de la oposición asegurado, desde el ministerio del Interior trabajan en el protocolo sanitario junto a la Cámara Nacional Electoral.

El primer acuerdo tuvo que ver con ampliar de 14.429 a unos 19.000 los establecimientos habilitados para votar. Por primera vez, además de sufragar en las escuelas también podría sumarse clubes y municipalidades. La cantidad de electores por mesa (350) se mantendrá pero esto hará que haya menos mesas por establecimientos que deberán cumplir con condiciones de ventilación y espacios abiertos.

LAS 11 REGLAS

Serán los juzgados federales de cada jurisdicción los que fijen los lugares de votación y elijan las autoridades de mesa. “Se está evaluando si las provincias cursan notas solicitando nombres de vacunados para que se realicen los sorteos sobre esta nómina o si una vez que se sortea se revisa que estén dentro de los ciudadanos que recibieron las dosis contra el coronavirus y en caso de que no lo hayan hecho, también se podrá solicitar su vacunación”, explicaron desde la Casa Rosada. Quienes formen parte de grupos con factores de riesgo podrán excusarse de cumplir este rol.

Cada lugar de votación contará con un “facilitador sanitario” que deberá hacer cumplir los controles ante el coronavirus. Se evaluó controlar la temperatura, pero quedó descartado. “¿Qué se hace en caso de que alguien tenga 37.5 grados o más? ¿Le prohibís votar? Todos tienen el derecho a voto y apelamos a la responsabilidad ciudadana para no ir a sufragar en caso de que tenga síntomas”, explicaron desde el ministerio del Interior. Esta vez, los electores no podrán llegar con acompañantes, salvo que se trate de una situación indispensable como asistir a una persona mayor.

Los mayores de 60 años de edad tendrán prioridad de sufragio entre las 8.30 y la 10.30. El Gobierno asegura que para la fecha de votación la totalidad de este grupo etario contará con una dosis contra el coronavirus y la mayoría ya tendrá la segunda.

El horario no se modificará ya que se podrá asistir entre las 8 y las 18. Al igual de lo que sucede en cada elección en los distritos con gran cantidad de electores en donde las filas para votar se extienden más allá de este horario, se les permitirá sufragar. Esta vez, todas las filas serán afuera de los establecimientos.

El kit electoral que contiene padrones y útiles para los presidentes de mesa también contendrá barbijos. Se distribuirán 500 mil barbijos por cada comicio que será destinado a las autoridades de mesa y miembros del Comando Electoral. Habrá campañas de comunicación en los que se le pedirá a cada votante que asista con su boleta y con su propia lapicera para certificar que emitió el voto.

Fuente: Diario Perfil

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico