Habrá una sala especial para aislar a pasajeros con síntomas

La administración del Aeropuerto Mosconi estableció una serie de pautas de trabajo en caso de que se reporte un caso sospechoso de COVID-19. Se preparó una sala especial para aislar a aquellos pasajeros que manifiesten síntomas compatibles con coronavirus.

El Aeropuerto Mosconi tiene preparadas sus instalaciones para que el Gobierno nacional habilite el regreso de los vuelos de cabotaje en el país. El protocolo establece que el personal de la terminal deberá usar barbijo en todo el momento como también deberán tener guantes para manipular documentación.

En diálogo con El Patagónico, el administrador del complejo aeroportuario de Comodoro Rivadavia, Carlos Fabián Pocatino, explicó que, si hay un caso sospechoso de COVID-19 o si el comandante de una aeronave informa que un pasajero manifiesta síntomas compatibles con coronavirus, se preparó una sala especial para llevar a la persona. “Se lo separará del flujo de la gente y quedará a la espera que el servicio de sanidad lo venga a buscar”, detalló.

Luego se desinfectará el recorrido que realizó este pasajero con la característica que el personal que realice esta tarea tendrá que usar todos los elementos de protección como gafas, barbijos, guantes y elementos de limpieza autorizados.

Sin embargo, el administrador del Aeropuerto local subrayó que el protocolo está preparado para cualquier tipo de circunstancia. “Supongamos que tenemos un caso súper extremo donde no tengamos dos o tres pasajeros con síntomas o que sean sospechosos, sino que fuera medio pasaje que está en esta situación. Ahí el Aeropuerto bajará unas cortinas y hace que todo un sector de arribos internacionales sea una gran sala de aislamiento. Todo esto fue presentado a las autoridades locales y en breve será mostrado a las autoridades provinciales”, detalló.

MAS FRECUENCIAS DE LIMPIEZA

El protocolo pensado para la vuelta de los vuelos está basado en la experiencia de otros países. Lo que busca es cuidar a los pasajeros tratando de evitar cualquier tipo de peligro de contagio.

“Acá tenés confitería o kioscos y servicio de limpieza. Todos ellos se tienen que adaptar con el protocolo porque realmente han cambiado las cosas. Si a vos te parecía que entrar a un aeropuerto era un lugar limpio y bien sanitizado ahora es más limpio y más sanitizado todavía. Se aumentaron las frecuencias de limpieza de los sanitarios y de todos aquellos lugares donde hay barandillas o manijas de puertas que tiene una rutina más continua”, aseveró Pocatino al detallar que se utilizan productos que están avalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, el administrador del Aeropuerto sostuvo que se evitará que se crucen las personas en las confiterías, no habrá vinagre y sal en las mesas, los mozos tendrán una protección especial y se retirarán los elementos en la caja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico